En el Oriente, la tarea de los niños es decirle no a la pólvora

Con una puesta en escena en la que Juanito, un niño campesino que está empecinado en encender pólvora durante la Navidad, y Libélula, un hada mágica que trata de convencerlo de que no lo haga, en la mañana de este jueves 29 de noviembre Cornare lanzó la campaña “Navidad en armonía con la naturaleza”.

La iniciativa que busca llegar a más de 10 mil niños en todo el Oriente Antioqueño, está acompañada por la Diócesis de Sonsón-Rionegro, que por medio del programa Monaín (Movimiento Navideño Infantil), acercará a los infantes a ser más conscientes de esta problemática.

“Con los niños tenemos que crear una cultura, y una cultura es eso que se mete en el corazón de las personas y es compartido con todos. Así debemos meterles a los niños el cuidado del medio ambiente en sus corazoncitos”, manifestó monseñor Fidel León Cadavid, obispo de la Diócesis.

Por su parte, Héctor Iván González, subdirector de Educación y Participación Ambiental de Cornare, dijo que “el objetivo es continuar protegiendo esta región, que en el país ha tenido tanto reconocimiento por su trabajo medioambiental. No queremos ver ni un solo niño mutilado, sino felices, jugando con otras cosas que no sean pólvora en esta Navidad”.

La campaña liderada por Cornare y la Diócesis consiste puntualmente en socializar durante las actividades de la Monaín, en cada municipio, la cartilla “El camino del rey”, que toma la figura del Rey David, quien tenía armonía con la naturaleza y los rebaños, como modelo para que los niños adopten sanas costumbres.

Se espera que al final de la campaña, el resultado sea jornadas de reciclaje, campañas de limpieza en parques, por supuesto el no uso de pólvora y encuentros en poblaciones determinadas como Alejandría, Cocorná, Argelia, El Peñol y San Vicente, con jornadas educativas.

Comentarios