Reacciones tras el anuncio de construcción de la doble calzada El Santuario-Caño Alegre

El anuncio de la construcción de una doble calzada en el tramo de la Autopista Medellín-Bogotá comprendido entre El Santuario y Caño Alegre, es un noticia más importante de lo que se cree. Dicha megaobra de infraestructura, que implica la intervención de 105 kilómetros de vía y una inversión de 3.4 billones de pesos, revolucionará un sector importante de la economía regional.

Lea también: 2,7 kilómetros de la doble calzada Rionegro-Llanogrande ya están operando

Fue la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, quien señaló que la iniciativa privada reducirá a cuatro horas el tiempo de recorrido entre las dos principales ciudades de Colombia. Se espera que la obra, que se ejecutará son recursos públicos, sea licitada en el 2021 y el correspondiente contrato adjudicado en el 2022.

MiOriente entrevistó a varios alcaldes, líderes y transportadores de la región para conocer su opinión sobre este anuncio, y para comprender de mejor manera la que seguramente será una de las obras más importantes en materia de conectividad vial del país.

Los directos beneficiados

Ubeimar Vallejo Arias, líder del gremio de transportadores de carga en el Oriente Antioqueño, expresó su entera aprobación al proyecto, dando argumentos para pensar que, como nadie, los transportadores serán los primeros y más directos beneficiados.

“Esta es una buena noticia para el desarrollo y la conexión entre una región y otra. Todo el mundo sabe que dos departamentos tan importantes como Antioquia y Cundinamarca se van a conectar rápidamente”, dijo Vallejo.

Le puede interesar: Colombia tendría vacunas para el COVID-19 en el primer semestre del 2021

Según el líder de los transportadores de carga, hasta un 40% del parque automotor del país en todas sus modalidades circula por esa vía, considerando que es un corredor que permite acceder al Urabá desde el centro del país.

“Tenemos una serie de dificultades desde que se le terminó el contrato a Devimed, y es que esta vía está en total abandono. Tenemos una cantidad de huecos y mal estado de la vía en general, lo que ha causado gran cantidad de accidentes”, agregó el transportador.

Ubeimar manifestó que esta intervención pondría nuevamente a disposición ambulancias, grúas y carros-taller en ese tramo, servicios que se han dejado de prestar desde que el Invías tomó el control del mismo.

Una obra prometedora para la dinámica regional

Juan David Zuluaga, alcalde de El Santuario, es uno de los mandatarios que también reaccionó ante el anuncio. Dijo que se trata de “una noticia que nos llena de muchísima alegría y expectativas”, considerando que es una obra que promete acelerar el desarrollo y el progreso de toda la región.

“Pero más allá, debemos tener también un criterio responsable y mirar cuáles son los diseños finales que va a tener esa obra, cuáles son los procesos que se vienen de aquí en adelante para también saber cuál es, en definitiva, el proceso constructivo que va a tener”, expresó el mandatario local.

Otras noticias: 32 días duró la Alerta Roja Hospitalaria. Antioquia está en Naranja

Zuluaga considera que, para El Santuario, la construcción de esta doble calzada redundará en beneficio para los productores y la cadena de mercado, así como para potenciar a todos los municipios del Oriente que hoy son despensa agrícola de las grandes capitales.

Henry Suárez, alcalde de San Luis, también dio a conocer su beneplácito con esta que será conocida como la Ruta del Agua, y que permitirá que Medellín y Bogotá queden unidas completamente en doble calzada.

Mencionó Suárez que “es un proyecto que estábamos esperando con ansias. Eso va a mejorar mucho la movilidad y nos va a acercar a Medellín”.

Un espaldarazo a la economía del Oriente

El Santuario, Cocorná, Granada, San Francisco, San Luis, Puerto Triunfo y Puerto Boyacá se verán beneficiados con este proyecto que incluye seis túneles, 30 kilómetros de viaductos, dos variantes, 15 retornos y siete puentes peatonales.

Es de esperarse, por lo tanto, que el impacto sobre las economías de estas localidades sea más que notorio. De hecho, Rodrigo Zuluaga, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño (CCOA), considera que es una respuesta adecuada del Gobierno Nacional en su intento de desarrollar de mejor forma el sistema de transporte y la competitividad para las empresas.

Entérese: Dictan medida de aseguramiento contra los cinco presuntos delincuentes capturados en Guarne

“Son muchos los impactos que tendrá en varios sectores, especialmente el de los servicios (hotelería, turismo, transporte). Esto puede incentivar el asentamiento de empresas en todo el cordón de la autopista como viene sucediendo en Guarne, Rionegro y Marinilla, es decir, crear un cordón de desarrollo industrial”, puso de manifiesto Rodrigo Zuluaga.

La bondad de las vías concesionadas

El mismo Presidente de la CCOA recordó las décadas del 80 y 90, cuando era básicamente imposible que el Gobierno Nacional construyera con recursos públicos vías de esta envergadura, pues eran tiempos en los que apenas había dinero para hacer, a medias, el mantenimiento de las principales arterias viales del país.

Más información: “Enciende la vida, no quemes tus sueños”: en La Ceja le dicen NO a la pólvora

Todo eso ocurría a través del Ministerio de Obras Públicas, pero el gran cambio llegó con la implementación de la modalidad de concesiones de primera generación. “Nos tocó hacer mucha labor de convencimiento para que la gente entendiera que la única manera de tener buenas vías era haciendo peajes”, indicó Zuluaga.

De esta forma, la construcción de la doble calzada entre El Santuario y Caño Alegre, por la que los conductores podrán transitar a 80 km/h, reducirá en 30 kilómetros la distancia de la vía actual, y disminuya hasta un 65% el tiempo de recorrido.

Comentarios