Salud mental: recomendaciones para guardar la calma durante la cuarentena

Para nadie es un secreto que la salud mental y la convivencia pueden alterarse durante estos días de encierro que estamos viviendo a causa de la propagación del Covid-19. Al dejar la universidad, el trabajo, los hábitos al aire libre y las amistades, entramos en una especie de ansiedad que, mal manejada, puede causar problemas mayores.

“Es posible que se presenten reacciones emocionales que incluyen temor a enfermarse o morir, sensación de impotencia por no poder proteger a los seres queridos, temor a acercarse a servicios de salud por riesgo a enfermarse, desesperanza, aburrimiento, soledad, miedo a perder dinero, insomnio, aumento de la ansiedad generada por la incertidumbre, reducción en la percepción de seguridad e irritabilidad”, dice la subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del MinSalud, Nubia Bautista.

Todo este tipo de sensaciones pueden conllevar a reacciones violentas, o al consumo de sustancias alcohólicas o psicoactivas, dañando considerablemente el ambiente familiar. De hecho, según los expertos, es probable que en lleguen a presentarse trastornos mentales en pequeños grupos de personas, e incluso hechos de violencia.

Por eso, MinSalud publicó 12 recomendaciones para evitar estas consecuencias:

  1. Sé empático con los demás.
  2. Atiende las indicaciones del aislamiento social, autocuidado y solidaridad.
  3. El pánico no es la mejor opción: (a) Tómate un minuto para pensar. (b) Otro minuto para aceptar tus emociones. (c) Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. (d) Permite que tu respiración invada tu cuerpo. (e) Continúa tu rutina y repite este ejercicio cuantas veces lo requieras.
  4. Infórmate únicamente desde fuentes oficiales y medios de comunicación veraces.
  5. Ten una rutina en casa. Cuida tu sueño y alimentación.
  6. Aprovecha el tiempo con una actividad física en casa.
  7. Mantén la comunicación con tus seres queridos y amigos.
  8. Comenta tus emociones y pensamientos.
  9. Pide apoyo emocional si lo requieres a tu EPS, a la secretaría de salud de tu ciudad o líderes sociales y espirituales.
  10. Con los niños, niñas y adolescentes utiliza juegos y cuentos para explicar la necesidad del aislamiento social.
  11. En adultos mayores debemos mantener rutinas de autocuidado, facilitar calendarios y relojes y evitar la inmovilidad.
  12. Reconoce que esta es una posibilidad de enfrentar la adversidad y ser resilientes.
Comentarios