Primero Nudillales, después Alejandría

La quebrada Nudillales fue el lugar en el cual empezó a establecerse el municipio del Oriente Antioqueño que hoy conocemos como Alejandría. Alejandro Osorio, quien heredó las tierras de su padre, Gabriel Osorio, fue quien fundó hacia el año 1886 el entonces Cacerío Nudillales, y el hoy municipio de Alejandría. Ambos nombres elegidos por él.

Pero ¿por qué primero Nudillales y luego Alejandría? Para entender las razones, Albeiro Guarín, historiador y docente alejandrino, le contó a MiOriente cuál es la historia del nombre de este municipio que está ubicado a 80 kilómetros de la capital antioqueña, y que durante el puente de reyes celebra las Fiestas de la Simpatía, haciéndole gala al carisma de sus habitantes.

Empecemos mencionando que es probable que cuando un turista visita este municipio, en el cual se cultiva café, disfrute del balneario de Alejandría; lo que no es tan probable es que sepa que justo en esa zona fue donde el fundador del municipio le dio inicio a la población hace 131 años, y que lo llamó Caserío Nudillales. Según Albeiro Guarín, lo nombró así “por la sencilla razón de que los campesinos que sacaban oro de los nacimientos de agua, estaban establecidos en zonas de la quebrada”.

Transcurría el año 1886, y de acuerdo a que “la zona donde nació el municipio era estrecha y poco estable, decidieron migrar hacia la meseta donde hoy está ubicada la población de Alejandría”, relata Guarín. También indica que “no sabemos si Alejandro Osorio era un seguidor de Alejandro Magno, quien por donde pasaba bautizaba las ciudades con el nombre de Alejandría en honor a sí mismo”. Pero lo que sí se sabe es que en el proceso de reubicación en la meseta, Alejandro Osorio renombró a Nudillales, llamándolo desde entonces y hasta hoy municipio de Alejandría.

Nunca se sabrá si Alejandro Osorio, quien arribó a este territorio proveniente del municipio de Concepción en la búsqueda de minas de oro, era seguidor del Rey de Macedonia y por esto nombró así el territorio y la Parroquia de San Pedro Alejandrino que cumplirá 100 años en el 2018. Lo que sí se sabe, es que en 1886 Alejandro llegó a esta tierra en compañía de su esposa, su amigo Salvador Córdoba y la esposa de este, Procesa Delgado, entregándole así a esta tierra su fundador y su primera maestra.

Lea también: “¡Qué abejorral!”, la historia de un nombre

noticias@mioriente.com

Comentarios