Votar o no votar, ¡he ahí el dilema!

Cristian Fernando Duque López, Psicólogo y Magister en Humanidades. Docente Universitario y Conferencista. Especialista en Gestión para el Desarrollo. Email: cristianduque09@gmail.com Cel. 311 361 77 56

renovacion-matricula-mercantil-camara-oriente-antioquenoVivir implica movimiento, no quietud; actuar, no esperar. Es un hecho común toparse con conocidos y amigos que se quejan de la realidad del país y echan la culpa de todo lo que pasa a los dirigentes. Sin embargo, al momento de votar muchos se abstienen y dejan que otros decidan en manos de quién se ponen las riendas del destino del país.

En diferentes medios escritos y digitales, se encuentran una serie de mensajes enfocados en no votar o hacerlo en blanco, cuestión que va acompañada generalmente por una continua crítica, pero nunca se da una proposición seria y argumentada que muestre entonces los nuevos caminos a seguir.

En mi caso, hace algún tiempo comprendí que uno puede ser parte de la solución; y para esto, se debe comenzar a participar de una forma seria y decidida. Desde entonces, sé que la tarea de un ciudadano no es solo votar por alguien, sino que se debe estudiar y conocer a las personas que se van a elegir: su hoja de vida, sus propuestas, sus ideas, de quienes están rodeados, pero sobre todo sus obras.

Además, la tarea no termina con el voto; existen muchos mecanismos de participación ciudadana y veeduría a través de los cuales puedo hacer seguimiento a quienes elegí.

banners-mesa-de-trabajo-2En cada contienda electoral se da un fenómeno conocido como abstencionismo, siendo demasiada la gente que no cumple con su deber democrático de elegir, de hacerse contar. ¿Será que no hay con quién? O quizás se requiere personas que trabajen en equipo y se comprometan con proyectos políticos a mediano y largo plazo, en el que todos puedan de alguna manera participar.

En la Teoría General de Sistemas hay un concepto de interrelación entre las partes y el todo; en este caso hay un todo denominado país y unas partes que son los departamentos, subregiones y municipios. Un alcalde local, por ejemplo, por sí solo no puede sacar proyectos sino cuenta con el apoyo de entes departamentales y nacionales que le permitan jalonar recursos que ayuden a que las obras de infraestructura y los proyectos sociales tengan un mayor impacto y alcance en lo locativo.

En los próximos días tenemos un compromiso, y es el de ejercer la soberanía del pueblo sobre la cual se sostiene la democracia; ese es el voto. Averigüe, lea, pregúnteles a sus familiares y amigos quién conviene más o busque los argumentos que lo lleven a tomar la mejor decisión, pero no se quede como un espectador en su casa. ¡Participe!

_____

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad de sus autores y no reflejan los puntos de vista de mioriente.com

Comentarios