Mascotas: las primeras víctimas de la pólvora

No es una buena época para las mascotas. Las celebraciones de la famosa alborada, y del 24 y el 31 de diciembre, son un martirio para los animalitos que nos acompañan en casa. ¿Por qué? Porque a diferencia de los seres humanos, la mayoría de las mascotas, en especial perros y gatos, tienen un sistema auditivo muy agudo, lo que significa que son demasiado sensibles a los ruidos extremos de la pólvora.

Esta hipersensibilidad auditiva lleva a que sufran trastornos auditivos y nerviosos. El estallido de la pólvora produce shocks nerviosos en las mascotas, e incluso la muerte. En otros casos, entran en un trastorno neuronal complejo que puede conducir a una falla cardiorrespiratoria, la ruptura del tímpano o la pérdida definitiva de la audición.

Por eso, le recomendamos tener en cuenta los siguientes tips para que sus animalitos no sufran en navidad:

Comentarios