La Caravana por la Vida llegó a San Francisco

Por Juan Alejandro Echeverri, enviado especial de MiOriente

La bandera ecuatoriana fue izada en el Río Dormilón de San Luis como símbolo de hermandad y resistencia transnacional. Es la primera huella simbólica de la Caravana por la Vida, el Agua, el Territorio y la Paz, integrada por extranjeros, representantes del Oriente Antioqueño y otras regiones del país.

Antes de abandonar la perla verde del Oriente Antioqueño, los Vigías del Río Dormilón socializaron su proceso de resistencia contra las diversas microcentrales que han querido utilizar este afluente para producir energía. “Nuestro propósito es blindar el río en el plan de ordenamiento territorial para que se prohíban este tipo de proyectos”, explicó Evelio Giraldo, vigía del Dormilón.

Alirio Quintero, habitante del corregimiento Jerusalén de Sonsón, también aprovechó la ocasión para denunciar las afectaciones sociales y ambientales provocadas por la explotación minera en la zona. “El Río Claro ya no es claro. Está negro y huele feo. La escuela, que está a cien metros, se mueve como una gelatina cuando hay detonaciones. Los estudiantes deben suspender clases”.

La caravana permaneció en la subregión de bosques. La comitiva disfrutó del mercado campesino que se realiza cada dos meses en el municipio de San Francisco. Uno de los viajeros fue el afortunado ganador del pollo que se rifó en el parque principal.

banner-11-de-agostoFuncionarios de la Administración Municipal, entre ellos el alcalde Serbulo Guzmán, manifestaron cuáles son las estrategias implementadas que promueven la conservación y potencian la capacidad productiva. Andrea Echeverri, integrante de Movete, expresó objeciones al proyecto BanCo2 que se implementa en el municipio bajo el auspicio de Cornare y empresas privadas, cuyo objetivo es compensar y mitigar los impactos ambientales de la explotación de los recursos naturales. Echeverri planteó que ésta es una modalidad de despojo y que “en Colombia contamina quien puede pagar (retribuciones por cuidar zonas protegidas)”.

Por otra parte, Serbulo Guzmán respondió con diplomacia cuando le consultaron por su postura frente a los proyectos hidroenergéticos: “no hay interés que se hagan o no se hagan”. El Alcalde también dijo que en septiembre se iniciará un proceso de titulación de tierras, procedimiento de suma importancia en un municipio donde el 92 % de la tierra no está legalizada.

La caravana pernoctó ayer en la vereda El Pajuí de San Francisco. Hoy recorrerá Cocorná y el corregimiento Puerto Garza de San Carlos. Aunque el viaje recién empieza, ya se vislumbran algunas conclusiones: por la conservación de la vida, los ríos y el territorio, de ser necesario, hay que dar la vida misma.

noticias@mioriente.com

Comentarios