Rionegro y su apuesta por convertirse en una ciudad inteligente

En los últimos años, Rionegro ha afrontado una serie de retos en inversión social, infraestructura para la movilidad y para una adecuada prestación de los servicios públicos y conectividad, la cual se encuentra a la vanguardia gracias a la instalación de 120 kilómetros de fibra óptica.

Según cifras, desde el año 2018 fue modernizada la red, que está compuesta por 17 intersecciones semafóricas y 4 pasos seguros que cumplen la función de comunicar al CIMO (Centro Integrado de Movilidad) con las intersecciones semafóricas, por medio de la fibra óptica; además de programar los tiempos de rojo, amarillo y verde en los diferentes semáforos de cada intersección, y calcular los tiempos de viaje en 10 de ellas.

A través de un boletín de presa, la administración municipal manifestó que estos elementos han sido importantes porque advierten al peatón de posibles riesgos a los que incurre si el semáforo peatonal se encuentra en rojo; mientras que, si el semáforo peatonal se encuentra en verde, genera mensajes que incitan al peatón al cruce seguro.

De igual forma, en los últimos días se ha conocido que Rionegro viene avanzando en el Sistema de Priorización Semafórica (SPS), que está desarrollado con el fin de reducir el tiempo de espera en las intersecciones semafóricas a los buses a los que se les asigne prioridad, mientras que el Gestor Dinámico de planes (GDP) es un software que en alianza con WAZE que permite conocer las velocidades de los vehículos a las cuales llegan al CIMO, en donde se modifican los planes semafóricos para descongestionar la zona.

De esta manera, Rionegro se ha ido convirtiendo en una ciudad inteligente, que tiene como objetivo fortalecer una movilidad segura y sostenible, además de promover cambios en los diferentes actores viales.  

Comentarios