Niños con capacidades diversas disfrutaron de la helicopterapia en Rionegro

Un momento inolvidable vivieron varios niños y sus familias en la Base Aérea de Rionegro, luego de disfrutar de la estimulación fisicosensorial con helicopterapia en un UH-60, gracias a la Fundación Allar que tiene como objetivo incursionar en diversas terapias recreativas, lúdicas y culturales estrechamente relacionadas con la adrenalina y la emoción.

La actividad, que permitió que las personas en condición de discapacidad pudieran vivir nuevas experiencias y sensaciones que contribuyen a mejorar su calidad de vida, contó con las agrupaciones Pasabordo y Saibu, quienes, a través de la musicoterapia, posibilitaron la estimulación de los sentidos.

“Estas acciones buscan, a partir de los sonidos extremos, estimular a los niños que tienen diagnósticos similares a los de mi hijo Aurelio, es decir, con parálisis cerebral, que permite con una carga de felicidad disminuir el cortisol y aumentar las endorfinas”, manifestó Luisa Fernanda Ramírez, directora de la Fundación Allar.

En esta jornada el sueño de conocer un helicóptero se hizo realidad y además de participar en los honores que se hacen a diario al pabellón nacional, también disfrutaron del concierto y compartieron con personajes del pueblito paisa del parque Tutucán de Comfama.

Comentarios