MiOriente > Altiplano > Rionegro > Seis años esperando: el drama de 86 familias que esperan que sus apartamentos sean entregados

Seis años esperando: el drama de 86 familias que esperan que sus apartamentos sean entregados

  • Desde 2017, más de 86 propietarios de los apartamentos que integran el proyecto inmobiliario Mirasol, ubicado en la vía Rionegro-La Ceja, sector San Antonio de Pereira, esperan que sus propiedades sean finalizadas, pues, según los afectados, la empresa encargada de la construcción ha aplazado en cuatro ocasiones la entrega de las unidades de vivienda.

    “Han tenido cambio de gerencia ya tres veces, cada que estamos cerca de las fechas supuestamente de entrega hacen un nuevo cambio de administración. Nos dicen que van a evaluar los contratos y no nos definen fechas”, dijo Claudia Céspedes, propietaria perjudicada por la situación, quien indica, además, que en 2019 estaba pactado el recibimiento de los apartamentos acabados y hasta ahora, casi cuatro años después, no cuentan con una respuesta concreta.

    La Fundación Compartir es la entidad encargada del proceso de venta y construcción de las obras del proyecto de vivienda Mirasol, el cual, según información de su página web, está constituido por dos torres de 16 pisos cada una, un gimnasio semidotado, salón comunal, piscina aclimatada, juegos infantiles y dos ascensores. Sin embargo, y a pesar de la espera a la que han estado ceñidos durante años los dueños de los apartamentos, aún faltan componentes por finiquitar para la entrega de los espacios.

    Entérese: Cancelado el cierre del tramo Llanogrande-Rionegro que estaba programado para este jueves. 

    Alexander Méndez es otro de los denunciantes, quien afirma que, en la actualidad, el proyecto se encuentra en un 80% de ejecución y que el 20% restante corresponde a las fachadas, partes de los interiores, las áreas comunes del espacio habitacional y la piscina. “En la promesa de compraventa se dijo que las propiedades iban a ser entregadas aproximadamente entre un año y dos años después de pagado el apartamento; ya van casi seis años y ellos no nos han entregado debido a múltiples problemas administrativos e internos de la Fundación Compartir, en donde han tenido problemas de presupuesto y eso nos ha afectado”, dijo.

    Según los testimonios de los propietarios, para sortear la presunta iliquidez del proyecto, la compañía se ha visto en la necesidad de vender espacios en los terrenos aledaños a las torres, hacer préstamos en bancos y solicitar un apoyo especial en la fiducia del mismo. “Están en el 80% del proyecto, pero ellos dicen mentiras, la rabia que tenemos todos los propietarios que compramos en Mirasol es con las mentiras constantes de la gerencia para alargar la entrega de los apartamentos, ellos no dan la cara y es supremamente difícil comunicarse con la representante legal”, añadió Méndez.

    Y es que, en efecto, a través de un video en el que quedó registrado el momento en el que uno de los usuarios afectados busca respuestas en la sede de la fundación en la ciudad de Bogotá, se puede constatar la negativa de la entidad cuando se les cuestiona por el desarrollo del proyecto ubicado en el municipio de Rionegro. “Estuve en la Fundación Compartir en Bogotá, toqué la puerta y me abrió la secretaria de recursos humanos, le conté la novedad y le solicité el contacto de un directivo, a lo que se negó. Cuando le pedí un video para que me dijera eso y tenerlo como soporte, se escondió”.

    Es noticia: Se conocen detalles sobre el homicidio que se presentó en El Peñol. 

    Además de la evidente tardanza en la finalización de las obras, los propietarios también reclaman por los intereses moratorios derivados de la tardanza, los cuales, según los testimonios, tampoco se han visto reflejados, a pesar de que dicha figura se encuentra consignada en el contrato firmado por los compradores y la Fundación.

    MiOriente intentó obtener respuestas de parte de la Fundación Compartir y, a pesar de que se logró establecer contacto, no se obtuvo solución a los interrogantes realizados. Por ahora, los dueños de las viviendas seguirán esperando a que sean entregadas las propiedades que, por derecho propio, debieron recibir hace tiempo.

    Compartir:

  • Relacionadas