MiOriente > MiOriente > Ciclistas o motorizados, ¿quién tiene la culpa?

Ciclistas o motorizados, ¿quién tiene la culpa?

  • Los accidentes de tránsito son una constante en los corredores del país, donde a diario personas pierden la vida a causa de la imprudencia de otros o, en algunas ocasiones, por el mal estado de las vías. Recientemente, MiOriente ha conocido varios casos en los que ciclistas y motorizados son protagonistas.

    Uno de los episodios se presentó en la vía que conduce de El Carmen de Viboral hacia Rionegro, cerca al sector Villa Camila, donde se evidenció una aparente imprudencia debido a que, al parecer, un vehículo no respetó el metro y medio de distancia que debe tener respecto a los ciclistas, lo cual pudo ocasionar un accidente.

    Del mismo modo, a través de un reporte ciudadano, se conoció un caso en el que dos ciclistas, a pesar de tener un carril exclusivo en la vía El Porvenir – Gualanday en el municipio de Rionegro, prefieren usar las calzadas destinadas para el tránsito de carros y motos. Ante ambos panoramas, donde se evidencia una imprudencia de parte y parte, ¿quién es el responsable y cuál es el correcto proceder?

    Este medio habló con Gustavo Alonso Cabrera, quien es docente de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Antioquia y experto en temas de movilidad segura, para resolver dudas y establecer cuál es el rol que cada ciudadano –actor y usuario de las vías– debe tener respecto al adecuado comportamiento a la hora de transcurrir por los espacios definidos.

    Entérese: Autoridades buscan a los responsables de vandalización de obra honorífica en El Carmen.

    Sobre el uso de los ciclocarriles, el experto indica que “donde hay esta infraestructura demarcada es el espacio natural, propio y que debe ser respetado para los ciclistas, y donde hay ciclorutas o demarcación los conductores de vehículo motorizado tienen que tener doble atención porque los ciclistas son vulnerables”.

    En efecto, la Ley 1811 de 2016 dice en su artículo 63 que “los conductores de vehículos deberán respetar los derechos e integridad de los peatones y ciclistas, dándoles prelación en la vía” y, además, en el parágrafo 3° del Artículo 60 añade que “todo conductor de vehículo automotor deberá realizar el adelantamiento de un ciclista a una distancia no menor de un metro con cincuenta centímetros (1.50 metros) del mismo”.

    Pero no solo es deber de quien transita en moto o carro, “el ciclista también tiene la responsabilidad de andar lo más cerca posible al extremo de la calzada vehicular donde no hay berma o franja auxiliar en vía”, añadió Cabrera, quien también indica que es un conjunto de compromisos, incluso en la aplicación de las normas de señalización de tránsito laterales que comúnmente están instaladas sobre los corredores.

    Lea también: En Rionegro fueron entregados 320 computadores para beneficio de la comunidad educativa.

    La intolerancia en las vías es notoria, tanto así que el reporte de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Policía Nacional en el 2020, en temas relacionados con la accidentalidad vial en la que hay ciclistas involucrados, registra la alarmante cifra de 249 muertos y 800 heridos solo en ese año. “Nadie, en absoluto, debe perder la vida o su salud en una vía por el simple hecho de estar movilizándose a pie o en bicicleta”, señaló el experto.

    Según Gustavo Alonso Cabrera, solo en el Valle de Aburrá las estadísticas indican que se presentan cerca de 30 siniestros donde los usuarios de la bicicleta pierden la vida a causa de imprudencias y, en Antioquia, acorde a un promedio de accidentalidad vial, podrían haber fallecido más de 200 en los últimos años.

    Sin duda, la responsabilidad en la vía es de parte y parte; el respeto por las normas de tránsito, además de generar control, salva vidas.

    Compartir:

  • Relacionadas