MiOriente > Altiplano > Rionegro > ¿Por qué los conductores de la ruta Rionegro-Medellín están entrando a paro?

¿Por qué los conductores de la ruta Rionegro-Medellín están entrando a paro?

  • Varios conductores de la empresa Rápido Medellín-Rionegro, que presta su servicio entre la capital antioqueña y la Ciudad Santiago de Arma, se declararon en cese de actividades en la mañana de este miércoles 4 de noviembre, como forma de protesta contra la decisión que tomaron esa y otras empresas de transporte de incrementar un 25% el valor de la administración.

    ¿Cómo funciona el sistema de cobro?

    Las empresas de transporte le cobran a cada conductor afiliado un rubro conocido como “administración”, que no es más que un porcentaje específico de dinero por cada viaje. Ese cobro es previamente definido por las empresas y su monto no varía por el número de pasajeros con el que, por ejemplo, una buseta sale de una terminal. En ese sentido, sin importar qué tan lleno esté el bus, cada conductor debe pagar el mismo valor cuando sale a cubrir una ruta, en este caso la ruta Rionegro-Medellín o viceversa.

    Sin embargo, el valor de la administración sí varía según el número de puestos del vehículo. Así, un vehículo con capacidad para 19 personas, paga normalmente 21.500 pesos aproximadamente cada vez que sale a cubrir la ruta. De ese modo, si el conductor hace, por citar un caso, cuatro viajes en un día, habría pagado al final de su jornada cerca de 86.000 pesos de administración.

    Los cambios que trajo la pandemia

    Por decreto presidencial, los conductores no pueden circular por ninguna parte del territorio con una ocupación de pasajeros superior al 50%, lo que se traduce en pérdidas económicas incalculables para el gremio de los transportadores.

    Por esa razón, los gerentes de las empresas decidieron en principio bajar al 50% el cobro de la administración, con el fin de que los conductores y propietarios de vehículos pudieran regular de alguna manera sus ingresos.

    Sucede, entonces, que los conductores con vehículos con capacidad para 19 pasajeros pasaron a pagar, ya no 21.500, sino 13.000 pesos de administración por viaje. Según ese panorama, todo debería estar marchando sin problema alguno. No obstante, la más reciente actualización de precios de la administración, que tuvo lugar el 3 de noviembre, sacó de casillas a los conductores.

    Reclamos por la nueva tarifa

    A través de una circular, los gerentes de las empresas Rápido Medellín-Rionegro, Transportes Chachafruto y Flota Rionegro, todas ellas dedicadas a cubrir la ruta Rionegro-Medellín, anunciaron un incremente del 25% para el cobro de la administración, a sabiendas de que los conductores aún no pueden operar con más del 50% de ocupación en sus vehículos.

    En esa lógica, y tomando como referencia el mismo ejemplo, los conductores de busetas con capacidad para 19 pasajeros pasaron de pagar 13.000 a 17.000 pesos por trayecto desde el pasado 3 de noviembre, hecho que los llevó a detener temporalmente sus actividades.

    Los testimonios (Rápido Medellín-Rionegro)

    Carlos (nombre ficticio) lleva seis años trabajando como afiliado a la empresa Rápido Medellín-Rionegro. Su vehículo tiene capacidad para 19 pasajeros, por lo que, hoy por hoy, tiene definida una tarifa de administración de 17.000 pesos.

    “Nosotros, en Rionegro, pagamos la que, si no es la administración más costosa del Oriente en cuestión de transporte, es la segunda. Usted sabe que el estado de emergencia no ha cambiado; las reglas siguen siendo las mismas: debemos andar con el 50% de pasajeros por decreto presidencial, y desafortunadamente muchas veces andamos con menos”, dijo Carlos.

    Para él, la empresa para la cual trabaja tomó la decisión de subir el costo de la administración sin previo aviso y sin argumentos válidos, como si las pérdidas económicas que naturalmente han sufrido las empresas tuvieran que asumirlas los afiliados.

    “Todo esto llevó a que los compañeros, con otras inconformidades que tienen de días atrás, llegaran al cese de actividades. Las empresas no nos dejan ningún margen de ganancia. Estamos trabajando a pérdida hace mucho rato”, señaló el conductor. Y es que cada miembro del gremio debe pagar, además de la administración, combustible, peajes, seguros, desgaste de ruedas y aceite, parqueaderos, aseo, prestaciones sociales, etc.

    “Los administradores no nos han dado respuesta. Subieron unos representantes de las micros a hablar con ellos, y en el momento la gerencia no se encontraba disponible. Nos atendió una jefe de ruta que simplemente nos escuchó porque no nos dieron ninguna solución. Nos dijeron que, para tomar cualquier decisión sobre dineros, se tenía que reunir la Junta Administradora, pero no dijeron cuándo. Entonces estamos pensando en comenzar el proceso por escrito a ver si nos responden más rápido”, expresó Carlos.

    Los testimonios (Flota Rionegro)

    Mateo (nombre ficticio) trabaja desde hace dos años para Flota Rionegro, empresa que, en principio, también había disminuido los costos de la administración, pero que ahora ha vuelo a incrementarlos.

    “En estos momentos decidieron subirla al 75%, pero la capacidad del carro no es del 75%, sigue siendo del 50%. Entonces nosotros, por medio de una reunión, les manifestamos que estamos inconformes con eso. Lo que nos manifestaron es que la empresa no puede seguir trabajando a pérdida. La pregunta que nosotros nos hacemos es: ¿por qué nosotros sí podemos seguir trabajando a pérdida?”, expresó Mateo.

    Él estaba pagando, antes del pasado martes, 11.000 pesos de administración por viaje, pero ahora tendrá que pagar 15.000 pesos (75%). Su temor, por eso, es que de aquí a diciembre acaben por cobrarle el 100%, aunque las condiciones de transporte y movilidad de pasajeros no cambien.

    “Hay viajes en los que uno baja muy vacío a Medellín. Ayer, por ejemplo, perdí 50.000. Solo libré los gastos y el día mío se perdió. Hice tres viajes y me tocó pagarle 45.000 pesos a la empresa. En el mes sale uno pagando casi tres millones, y en este tiempo... Yo estoy muy desconcertado porque esto no da. Uno sale a trabajar y las empresas nos atropellan de esa manera”, narró.

    ¿Quiénes están en paro?

    Por lo pronto, un grupo considerable de conductores de las microbusetas de Rápido Medellín-Rionegro entraron a cese de actividades. Con todo, los transportadores de Flota Rionegro y Transportes Chachafruto, incluyendo a los conductores de las aerovan, están en conversaciones para ver si se adhieren.

    El problema es que se trata justamente de las empresas que prestan el servicio de transporte hacia Medellín y viceversa, y por lo tanto, si todos los conductores se unen a la protesta, sería verdaderamente difícil conseguir transporte en esa ruta.

    ¿Qué dicen los gerentes?

    MiOriente intentó obtener respuesta de los gerentes de Rápido Medellín-Rionegro y Transportes Chachafruto, pero no contestaron nuestras llamadas ni mensajes.

    Compartir:

  • Relacionadas