La tierra más cara de Antioquia está en cuatro veredas de Rionegro

MiOriente conoció el informe diseñado por la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín y Antioquia sobre la valorización del suelo rural en el Oriente Antioqueño. Los datos del documento, titulado “Estudio del Valor del Suelo en Oriente”, muestran que el precio de la tierra incrementó un 10.3% a causa de la alta demanda inmobiliaria de viviendas campestres, lotes en parcelación y apartamentos.

¿Qué municipios analiza el estudio?

Jorge Enrique Agudelo, director de Investigaciones de La Lonja, explicó a este medio que desde hace 20 años la entidad analiza el precio de cerca de 220 sectores del Oriente Antioqueño, y a partir de ello verifican el cambio de los valores de dichos sectores para calcular el incremento de la valorización.  

Para este caso, la Lonja se concentró en analizar el valor del suelo rural de los municipios de Guarne, Rionegro, El Carmen, El Retiro y La Ceja, así como los alrededores de Las Palmas, en Medellín, y Envigado.

Lea también: ¡OJO! Así quedó el Pico y Placa Ambiental para lunes y martes

“Los mayores valores del suelo rural se alcanzan en las veredas Cabeceras, Guayabito, Tres Puertas y Chipre en Rionegro, así como en Fizebad en El Retiro. Se observan también crecimientos importantes en los valores las tierras ubicadas a lo largo de la vía que conduce de Envigado a Rionegro en las inmediaciones de la Escuela de Ingeniería de Antioquia”, dice el informe.

¿Cuáles son los índices de licenciamiento en la región?

En el llamado Oriente cercano tuvieron lugar 5.580 negocios inmobiliarios entre enero y septiembre del 2019; en total, 3.933 viviendas nuevas y 925 lotes en nuevas parcelaciones fueron vendidos en el transcurso de la pasada anualidad, registrando un crecimientos del 70% y 23% respectivamente.

“Rionegro es un municipio que está creciendo muy rápidamente. Hay nueve proyectos de vivienda de interés social hoy en venta, pero también hay otros 33 proyectos distintos que muestran el deseo de las personas de vivir en Rionegro”, agregó Agudelo.

Más información: ¡Atención! Dos nuevos infectados con el Coronavirus: uno en Medellín

Lo cierto es que, según el DANE, en los últimos cinco años la Alcaldía de Rionegro ha otorgado licencias de construcción en 1.641.293 metros cuadrados de su jurisdicción. El Carmen, por su parte, registra 393.913 metros cuadrados licenciados y La Ceja 541.357.

Observe en esta tabla los índices de licenciamiento según el DANE: 

Sin embargo, el marco general es aún más impactante: en los últimos cinco años, los municipios de Rionegro, El Carmen, La Ceja, El Santuario, Guarne, El Retiro, El Peñol, Marinilla y La Unión licenciaron más de 3.9 millones de metros cuadrados de tierra para proyectos de construcción.

¿Cuánto varía el valor de la tierra?

La tierra tiene valores distintos dependiendo del uso que se le dé. Por ejemplo, los expertos encuentran que, en sectores de vocación agrícola como las veredas Mampuesto y El Carmín, en Rionegro, para áreas de 30.000 metros, cada metro cuadrado puede alcanzar valores de hasta 35.000 pesos.

En contraste, las tierras de uso industrial como las ubicadas en los alrededores de Belén y la Autopista Medellín-Bogotá a la altura de Guarne, el metro cuadrado oscila entre los 180.000 y 200.000 pesos.

¿Quiénes sufren y quiénes gozan?

En cierta forma, este se convierte en un panorama positivo para las personas de los estratos bajos que son propietarias de un activo, pues significa que sus bienes se están valorizando.

No pueden decir lo mismo las personas de estratos 1, 2 y 3 que quieran vivir en el Oriente; ellas tienen opciones muy reducidas de compra en razón a que su poder adquisitivo solo les permitirá, si mucho, comprar apartamentos o en su defecto viviendas de interés social y no lotes para viviendas nuevas.

En realidad, tal y como lo indican las estadísticas, es probable que en el 2020 el valor de la tierra del Oriente Antioqueño siga aumentando, más aún cuando la región ha ido convirtiéndose en sitio de descanso durante los fines de semana para las personas de estratos medio y alto que viven entre semana en el Valle de Aburrá.

Comentarios