MiOriente > Secciones > Economía > El dilema de 400 conductores de taxis raya azul que dependen del Aeropuerto JMC

El dilema de 400 conductores de taxis raya azul que dependen del Aeropuerto JMC

  • Lo que asegura Iván Agudelo Gómez, administrador de la empresa Taxivan, es que cerca de 400 conductores que dependen de la operación de los llamados taxis raya azul en el Aeropuerto Internacional José María Córdova (JMC), están “metidos en sus casas”.

    Ese es otro de los gremios que se han visto afectados económicamente desde que comenzó el Aislamiento Preventivo Obligatorio, e incluso desde antes. Desde el 18 de marzo, fecha aproximada en que comenzaron a cancelar los vuelos del terminal aéreo de Rionegro, por lo menos 280 vehículos están parados, 70 de los cuales pertenecen a la empresa que administra Iván.

    Lea también: La carta que los representantes de ocho centros de acondicionamiento físico le enviaron al Presidente

    “A nosotros nos mueve el aeropuerto; mientras no lleguen vuelos tendremos los carros parados”, dice el administrador que, a propósito, asegura que los créditos que ofrecen los bancos no son suficientes para empresas como Taxivan que tiene que pagar la seguridad social de 130 conductores y 14 trabajadores del área administrativa (despachadores, secretarias, mecánicos, alineadores, lubricadores, entre otros).

    Otras noticias: Capturan nueve presuntos miembros de “Los Pamplona” en Rionegro

    “Ellos no están devengando sueldo porque su plata depende de cuánto hagan diariamente en el taxi. De lo que hacen sacan un porcentaje para ellos y el resto se lo entregan al patrón. Los que son dueños de los carros y manejan, tampoco están devengando salario”, añade.

    Los taxis raya azul prestan su servicio de transporte desde el aeropuerto hacia cualquier destino que indique el pasajero; así mismo, prestan el servicio de taxi colectivo hasta San Diego, en Medellín.

    Le puede interesar: Médicos de San Francisco le salieron al paso a los comentarios en su contra

    Lo cierto es que esos 400 conductores de este gremio del transporte en particular están, como muchos otros ciudadanos, a la deriva. Ellos seguirán en sus casas hasta que el Aeropuerto JMC vuelva a operar; incluso si los vuelos nacionales son reactivados, Gómez asegura que son los internacionales los que les dejan ganancias significativas.

    Compartir:

  • Relacionadas