Otro NO para la hidroeléctrica Porvenir II

Foto: Movete

Aunque con fecha del 16 de mayo, en la mañana de este martes 28 el Consejo de Estado hizo pública la suspensión provisional de la licencia ambiental del proyecto hidroeléctrico Porvenir II sobre el río Samaná Norte. La razón para declarar las medidas cautelares se basó en que familias que llevan procesos de restitución de tierras en San Carlos serían nuevamente desplazadas con su construcción.

La noticia la hizo pública el Movimiento Social por la Vida y la Defensa del Territorio del Oriente Antioqueño (MOVETE), que publicó en su página de Facebook un mensaje de celebración, indicando que “esta decisión protege al último río libre del departamento y a las comunidades del Oriente Antioqueño”.

En el año 2015 se presentó, por parte de varios líderes de la región, una demanda de solicitud de nulidad a la licencia otorgada a Celsia, filial del Grupo Argos, para construir la represa generadora de energía. Hasta el 2016 fue admitida y tres años después fue respondida.

“Recibimos esta comunicación con mucho regocijo, estamos contentos con la medida porque corresponde a los planteamientos que desde que instauramos la demanda de nulidad expusimos: desde el 2012, cuando Celsia empezó las socializaciones del proyecto sostuvimos que ese licenciamiento tenía visos de mal proceder, incluso presiones con juego de intereses”, expresó Carlos Olaya, líder ambientalista y miembro de las Mesas por la Defensa del Agua de San Carlos.

Uno de los argumentos más importantes, y el cual tuvo en cuenta el Consejo de Estado para tomar su decisión, fue que en la zona que tendría que desplazarse la comunidad para abrir paso a la represa hay procesos de restitución de tierras. “Ese elemento fue de gran peso para la corte. Es muy claro que el Oriente todavía está en proceso de consolidación luego del posconflicto”, agregó Olaya.

Aunque Celsia desistió en el mes de marzo del proyecto hidroeléctrico Pervenir II, según lo explicó Ricardo Sierra, presidente de la compañía, sí dejó la puerta abierta para quien desee adquirir el proyecto. Por eso, para Olaya la lucha sigue, pues Isagen cuenta con una licencia otorgada por Cornare a finales del año pasado para incursionar con un proyecto hidroeléctrico en la zona. No obstante, asegura, “este pronunciamiento del Consejo de Estado es un paso inmenso que nos fortalece para seguir diciéndole al país: ¡no a las hidroeléctricas!”.

Comentarios