Están dejando morir a Javier Cadavid en la cárcel de Itagüí

Foto: Los Informantes

“Queremos hacer llegar a usted una súplica, una vez más, por nuestro padre y esposo, pues como es de su conocimiento, su salud está muy deteriorada”. Así comienza la carta de solicitud enviada por Mariela Toro, esposa de Javier Cadavid, y por Felipe Cadavid, su hijo, al Juez Sexto de Ejecución de Penas en el Palacio de Justicia de Medellín, y con la cual esperan que al líder comunitario de Puerto Venus, en Nariño, le sea concedido el beneficio de casa por cárcel.

Contexto: La lucha del nariñense Javier Cadavid con la justicia colombiana

La razón de la petición, radicada en la mañana del martes 8 de enero, fue fundamentada en el estado de depresión y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que sufre Cadavid, y que se han agravado tras diez años de reclusión en la cárcel La Paz de Itagüí.  

“Le rogamos al juez que no deje que Javier Cadavid se muera en una cárcel, ya que el INPEC (Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario) no le está brindando la atención médica que él requiere. Si el caso de mi esposo está en revisión por la Corte Suprema de Justicia, ¿por qué no lo dejan ir a casa?”, explicó Mariela tras la entrega del documento.

Al parecer, el INPEC manifestó no contar con los recursos necesarios para atender las demandas médicas de Javier. Además, según sus familiares, el psiquiatra afirma que solo con su regreso a casa, Cadavid podría recuperarse.

Lea también: Exalcalde de San Rafael apareció muerto en su celda de la Cárcel de Itagüí

Este nariñense lleva diez años y dos meses recluido en la cárcel de Itagüí, acusado de extorsión agravada y enriquecimiento ilícito. Él, su familia, e incluso la guerrilla de las FARC, señalan que es inocente de las extorsiones que se le atribuyen, siendo alias “Rojas” y “Karina” del frente 47 de esa guerrilla, quienes se han hecho responsables de las mismas.

“Mi esposo es un falso positivo de la justicia colombiana. Siento impotencia, rabia, decepción, angustia, miedo; miles de sentimientos encontrados por el estado en que está mi esposo. Si el mismo gobierno ya nos reconoció como víctimas, ¿qué está esperando para resarcir este error?”, dijo la esposa del nariñense.

Comentarios