Granada Esteréo, 15 años viviendo un sueño comunicativo

Fue el presbítero granadino, Francisco Hoyos quien motivó a la comunidad de Granada a sacar adelante este proyecto de emisora comunitaria.


En la presidencia de Ernesto Samper Pizano, se ofreció una gran oportunidad desde el Estado para que comunidades organizadas de los municipios colombianos aspiraran a tener un medio de comunicación propio, es así que se abre paso por medio del decreto 1447 del 30 de Agosto del año 1995, la convocatoria para la entrega de licencias de emisoras comunitarias en todo el país.

Esta posibilidad contagió a muchos pueblos que presentaron sus propuestas al Ministerio de las Comunicaciones, consiguiendo que en la primera convocatoria se recibieran 1.305 solicitudes de las cuales el Comité Interno de Radio Comunitaria seleccionó como viables 401 que cumplieron los requisitos establecidos en el decreto mencionado, una de ellas la emisora comunitaria para el municipio de Granada.

Para la época en Granada, el párroco era el presbítero granadino, Francisco Hoyos, quien atendió el llamado de la Diócesis para motivar a la comunidad y así obtener la licencia de una emisora comunitaria. El Padre Francisco Hoyos ha sido un enamorado de la radio, y ha visto en esta expresión de la comunicación importante mecanismo de desarrollo de las comunidades, no en vano en todo su recorrido pastoral, ha tenido que ver con la fundación de tres emisoras en la región: Granada, El Retiro y El Carmen de Viboral.

“Siento gran satisfacción y orgullo de haber sido el promotor de la iniciativa de la emisora en Granada, que para mí tiene una importancia invaluable, así lo veía en ese tiempo y así lo sigo viendo ahora. Soy un verdadero admirador de los medios de comunicación y sé que son medios excelentes para el trabajo de la evangelización, de la promoción de la cultura y del servicio de la comunidad”, manifiesta el Padre Francisco con orgullo de hacer parte de la fundación de la Emisora de Granada.

Se conformó un comité impulsor con quienes se empezó a socializar la idea y a contagiar a toda una comunidad con la propuesta de crear una emisora legalmente constituida, puesto que en Granada en varias épocas habían operado algunas, pero ninguna había contado con licencia. El comité se puso en la tarea de lograr la radiodifusora para la localidad y la consiguieron a través de La Asociación para el Desarrollo Cultural de Granada.

“La Asociación para el Desarrollo Cultural de Granada, en adelante, se denominará la entidad de derecho privado, de carácter permanente, sin ánimo de lucro, apolítica, de duración indefinida, sujeta a las normas constitucionales, legales y reglamentarias pertinentes. Esta Entidad es de utilidad común para beneficio de la comunidad granadina, con el objeto de promover la Cultura, la Educación, los Valores Éticos y los Recursos Naturales.” Así reza en los estatutos iniciales.

Desde su constitución, se proyectó que la asociación estaría integrada por miembros representantes de Grupos Comunitarios que adelantan en la comunidad trabajos de promoción humana integral y por quienes promueven la comunicación social como instrumento de desarrollo y participación.

Hoy, 15 años después la emisora comunitaria Granada Estéreo, cumple una labor social y comunicativa encaminada a mejorar la calidad de vida de los granadinos.

mioriente.com — noticias@mioriente.com

Comentarios