El problema del agua es perceptivo, no influye en la salud: Gerente de EPM

En los últimos días se ha presentado un incremento en la coloración del agua en algunas zonas de Medellín, que incide en el aspecto visual del líquido, debido al aumento de la concentración de manganeso en el embalse La Fe, en El Retiro, de donde proviene el agua que se potabiliza en la planta La Ayurá, ubicada en Envigado.

Sin embargo, Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de EPM, manifestó que “siempre hay manganeso, pero la cuestión es el nivel. Por la urbanización en el Oriente y por los calores que están haciendo se ha aumentado el manganeso, pero el agua es apta para el consumo humano, no hay problema en la salud, el problema es más bien perceptivo”.

Con el fin de solucionar el inconveniente, la empresa continuará con las labores de mitigación especiales e implementará el uso de dióxido de cloro con el que busca facilitar la remoción del manganeso en el proceso de potabilización, para evitar la situación que se registra en la actualidad.

“Esperamos terminar el procedimiento el día de mañana martes 10 de septiembre, pero esto se demora varios días en impactar toda la red, entonces la idea es que el fin de semana ya esté todo solucionado”, concluyó Londoño de la Cuesta.

Comentarios