¿Pudo evitarse el ataque pasional del fin de semana en Rionegro?  

Aunque la mujer agredida con arma blanca por su excompañero sentimental el pasado 5 de octubre en Rionegro se encuentra fuera de peligro, y su estado de salud evoluciona satisfactoriamente, las amenazas contra ella y su familia no han cesado. 

Así lo indicó la hermana de la víctima, quien aseguró que los familiares del atacante amenazaron con hacerle daño a sus hijos y a los de su hermana tras lo sucedido el fin de semana.

“Yo quiero que esto se haga público, porque a la familia nos ha amenazado con hacernos algo porque él terminó en la cárcel. Nos toca estar con los niños escondidos porque ellos no se miden”, dijo ella.

Con todo, la mujer aseguró a MiOriente que el ataque del que su hermana de 31 años y Tecnóloga en Calidad de Alimentos fue víctima el fin de semana, pudo evitarse. Tal y como aseveró, ella y su hermana ya habían sido agredidas en el pasado por el mismo hombre.

“La familia del agresor ya se había metido a la casa y nos agredieron, aunque estábamos con cuatro niños menores de edad. Le cortaron la cara a mi hermana y le dejaron cicatrices de por vida. A mí me pegaron y a la niña de 4 años, hija de mi hermana, le dieron cinco días de incapacidad por Medicina Legal”, narró.

Aunque ambas interpusieron la denuncia del caso ante la Fiscalía General de la Nación, la Personería de Rionegro y la Comisaría de Familia, aseguran no haber recibido una respuesta efectiva.

“Las pruebas de todo están en Fiscalía. Allá nos dijeron que eso era un problema de familia y que no iba a pasar nada. Pero ahora que mi hermana dejó a este tipo hace cinco meses, él comenzó a amenazarla, a mandarle mensajes, y a decirle a la misma hija que iba a matar a la mamá y después él mismo se iba a matar”, aseguró.

Valga la pena aclarar que el agresor, que fue capturado por la Policía Nacional minutos después del ataque y posteriormente trasladado al Centro de Reclusión Transitoria de Rionegro, tenía una orden restricción interpuesta por la Comisaría de Familia para evitar que se acercara a la víctima.

No obstante, al parecer el sujeto seguía amenazándola mediante mensajes de texto, a pesar de la solicitud de medida de protección que envió la Comisaría de Familia al Comandante de la Estación de Policía de Rionegro en julio de este año. En la misiva (vea el final de este artículo), la Comisaría Segunda de Familia solicita, entre otras cosas, la protección de la vida y la integridad de ella y sus hijos.

Tras el lamentable hecho del sábado, lo que la denunciante y su hermana esperan es que las autoridades tomen medidas efectivas que garanticen de una vez por todas su seguridad. “Me dicen que el caso lo tiene una fiscal de Medellín, pero cuando llamo me dicen que la fiscal está en vacaciones. Estamos sin saber en qué va el proceso”, concluyó la mujer, quien aseguró que su compañero sentimental, aunque es hermano del atacante, no tiene nada que ver en el caso y nunca ha amenazado a su familia.

Comentarios