Fuerza Aérea está preparada para atender incendios forestales en temporada de sequía

Faltan pocos días para que finalice enero y la temporada de sequía continúa en el Oriente Antioqueño. Por tal motivo, con el fin de atender cualquier eventualidad, la Fuerza Aérea Colombiana mantiene el entrenamiento de sus tripulaciones en el uso de equipos de alta tecnología que permiten versatilidad y eficacia en la atención de desastres naturales.  

“Para este tipo de operaciones es necesario que los Técnicos Especialistas en Equipos de Rescate – TER, alisten e instalen en el helicóptero UH-60 Black Hawk los elementos especializados que utiliza la Institución para llevar a cabo misiones como salvamento, búsqueda y rescate, inserción y extracción de personal y extinción de incendios”, manifestó la FAC.

Para mayor efectividad, ante la presencia inminente de una conflagración, el equipo humano estará en capacidad de usar líquidos retardantes que permiten controlar las llamas, optimizando tanto los recursos hídricos como las horas de vuelo de las aeronaves.

Según el director del Departamento Administrativo de Atención, Prevención y Recuperación de Desastres DAPARD, Jaime Enrique Gómez Zapata, afirmó que la Institución “es una importante herramienta para el tema de gestión del riesgo, un aliado estratégico y hoy estamos aquí conociendo las capacidades, los equipos con que nos apoyan en el proceso de manejo de desastres”.

Durante la temporada de sequía, suelen incrementarse los incendios en las zonas cercanas al nivel del mar; por lo tanto, la Fuerza Aérea Colombiana está en capacidad de llegar con sus aeronaves y equipos a cualquier lugar del país, en caso de ser necesario.

Comentarios