Orden de captura para ocho militares por caso de “falsos positivos” en el Oriente

falsos_po (2)

Dos ciudadanos habrían sido presentados por los uniformados como muertos en combate en el municipio de Nariño.


 

En los últimos días la Fiscalía profirió 22 órdenes de capturas en contra de oficiales y suboficiales del Ejército activos y retirados, así como de dos particulares, luego de las investigaciones adelantadas a raíz del asesinato de 18 campesinos que fueron presentados como supuestos guerrilleros muertos en combate, dos de ellos en el Oriente Antioqueño y los demás, en otro caso en Cesar.

En total, ocho militares habrían participado del caso reportado en la región, entre los que se destacan dos teniente coronel, uno de ellos retirado; un capitán, un sargento segundo; tres soldados profesionales, uno de ellos retirado, y un mayor, quienes fueron llamados a juicio como presuntos coautores  del delito de homicidio en persona protegida y desaparición forzada.

Los hechos sucedieron el 29 de septiembre de 2004, día en el que uniformados del Batallón de Contraguerrillas No. 4 adscrito a la Cuarta Brigada del Ejército, reportaron que fueron atacados por integrantes de las FARC, en la vereda San Gregorio, jurisdicción de Nariño y según el informe que entregaron, dos subversivos NN murieron en combate, así como anunciaron la incautación de material de guerra e intendencia.

Posteriormente, las personas que el personal militar presentó como “falsos positivos” fueron reportadas como desaparecidas por parte de sus familiares en el municipio de La Ceja Antioquia, e identificadas más adelante como Julio César Molina Ríos y Diego León Montoya López.

En este caso, la Fiscalía a cargo del proceso además de llamar los militares a juicio les compulsó copias a fin de que sean investigados por fraude procesal y falso testimonio.

El proceso investigativo se inició tras la denuncia de varios miembros de la fuerza pública en la que hablaron de una supuesta organización dentro del Batallón para contactar a los particulares que se encargarían del reclutamiento de las víctimas, para el pago de las recompensas y presentar los positivos de los distintos pelotones de ese batallón.

Foto: vanguardia.com

MiOriente – noticias@mioriente.com

 

 

Comentarios