MiOriente > MiOriente > Mujer fue atacada por grupo de taxistas en Rionegro; al parecer la confundieron con unos ladrones

Mujer fue atacada por grupo de taxistas en Rionegro; al parecer la confundieron con unos ladrones

  • Una noche que comenzó como cualquier otra se convirtió en una pesadilla para Alejandra Moreno, una mujer de 27 años, que fue atacada por un grupo de taxistas en un confuso incidente en la vereda La Laja de Rionegro.

    El relato de Moreno es estremecedor: “Estaba dentro de mi carro esperando a que se desempañaran los vidrios para poder arrancar y dirigirme hacia mi casa”, comienza.

  • El incidente ocurrió aproximadamente a las 11:40 p. m. Moreno relata que una vez arrancó su vehículo y avanzó unos metros, un taxi se le atravesó en el camino y de él descendieron tres individuos armados con machetes, palos y bates. “Me dijeron que me bajara del carro y comenzaron a golpear los vidrios”, añade Moreno, visiblemente afectada por la experiencia.

    Ante la situación de terror, la mujer actuó instintivamente para protegerse, poniendo seguro a las puertas y tratando de alejarse de los agresores. Sin embargo, estos persistieron en su violento ataque, golpeando el vehículo incluso cuando Alejandra intentaba retroceder para escapar. “Estaba acorralada, con todos los vidrios de mi carro estallando por los golpes de estos señores”, relata la víctima.

    Lo más desconcertante para Moreno fue la razón detrás del ataque: “Ellos decían que los habían robado y que yo era la sospechosa, sin tener ninguna razón para acusarme”, explica. La mujer asegura que su vehículo había estado estacionado en el mismo lugar durante más de dos horas y que no tenía conocimiento alguno de lo sucedido antes del ataque.

    El incidente dejó a Alejandra con daños materiales y psicológicos significativos. “El pánico que generaron sus acciones en mí, los daños que ocasionaron a mi bien material y psicológico, fue algo de película”, lamenta.

    Ante esta situación, la mujer decidió hacer una denuncia pública para exigir justicia y responsabilidad por parte de los agresores y la empresa de taxis a la que pertenecen. “Esto no es justo que pase, esto no tiene cabida, ni razón de ser”, declara con firmeza.

    El caso de Alejandra Moreno es un recordatorio de la vulnerabilidad que enfrentan las personas ante la violencia irracional y la importancia de exigir rendición de cuentas cuando se violan los derechos fundamentales.

    La comunidad espera que las autoridades tomen medidas para esclarecer el incidente y garantizar que los responsables enfrenten las consecuencias de sus acciones.

    Ingresa al canal de WhatsApp de MiOriente https://whatsapp.com/channel/0029Va4l2zo3LdQdBDabHR05

    Compartir: