A través del arte, víctimas del Oriente fortalecen su proceso de recuperación

Cortesía: UARIV
47 víctimas del conflicto armado de los municipios de El Peñol y Guatapé participan de la estrategia de recuperación emocional grupal a través del compartir de experiencias, y de ejercicios de pintura y escritura enfocados en la superación de temores y sufrimientos.

Esta es una estrategia psicosocial liderada por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), y desarrollada en las zonas urbanas y rurales con los sobrevivientes del conflicto armado.

Dentro de las actividades realizadas, una de las más significativas ha sido el “Árbol de la Memoria”, un ejercicio para compartir los dolores que les dejó la guerra y la resistencia por la permanencia en sus tierras.

En cada encuentro se resaltan temáticas sobre la confianza, la seguridad y la solidaridad por medio de la construcción de significados, la autorregulación emocional y la representación simbólica del sufrimiento.

Según las palabras de Jorge Mario Alzate, director de la UARIV en Antioquia, “con estas acciones se logra mitigar el impacto que causan en las personas los hechos victimizantes, además se busca mejorar sus condiciones para que puedan continuar con su vida familiar y laboral, reconstruyendo redes de apoyo”.

De esta manera, desde el 2012 la estrategia de recuperación emocional grupal ha beneficiado a 22.231 víctimas en más de 60 municipios antioqueños y a más de 700.000 sobrevivientes del conflicto en Colombia.

Comentarios