MiOriente > Antioquia > Así se prepara el sector floricultor para el pico de exportaciones de San Valentín

Así se prepara el sector floricultor para el pico de exportaciones de San Valentín

  • En las horas de la mañana de este 4 de febrero, MiOriente visitó el cultivo Flores Carmel, de Asocolflores, en compañía de su gerente, Cristina Fernández Uribe, quien nos contó cómo se preparan para atender a la demanda de flores en época de San Valentín, fecha que es muy popular por estos días en el mercado americano.

    “En Antioquia sembramos principalmente crisantemos, y San Valentín es el segundo pico más importante del año para la exportación de este tipo de flores. Desde la semana dos del año empezamos a exportar vía marítima, y ya la semana más fuerte fue la pasada y el principio de febrero donde se exporta el volumen más alto. Son alrededor de cinco millones de tallos”, expresó, Cristina Fernández Uribe, gerente de Flores Carmel.

    Desde la región de Antioquia, para este pico de San Valentín, se espera exportar aproximadamente 175 millones de tallos. Flores Carmel estará participando con cinco millones durante toda la temporada, “donde el 90 % de exportaciones estarán dirigidas a Norteamérica, a países como Estados Unidos y Canadá y también hay una importante participación en el mercado chileno y en el de Reino Unido”, manifestó Juan David Cruz, director comercial de Flores Carmel.

    Lea también: Gobernador de Antioquia y Ministro de CIT visitaron el proyecto “San Sebastián” en La Ceja

    En cuanto al proceso de producción de crisantemos, se emplean diferentes fases: se inicia con las plantas madre, las cuales tardan alrededor de 16 a 20 semanas en producir el material vegetal para volver a sembrar en campo, luego pasan a un área de enraizamiento en la cual se instalan cerca de dos semanas, después llegan al proceso de preparación de camas en campo y, posteriormente, se realiza la siembra.

    Este proceso en campo tarda alrededor de 10 a 11 semanas, dependiendo de la variedad. Luego de la siembra, vienen las que llaman "labores culturales" , entre las cuales están el programa de desmaleza, riego, monitoreo y fumigación; finalmente llega la etapa de postcosecha o área de empaque.

    Es de tener en cuenta que los mercados internacionales a los que llega la flor son muy exigentes con el tema de la tolerancia a plagas, por lo que las flores deben ser exportadas libres de cualquier patógeno.

    Compartir:

  • Relacionadas