MiOriente > Altiplano > Rionegro > Semaforización en Rionegro: un cambio ineludible

Semaforización en Rionegro: un cambio ineludible

  • Extrañados, contentos, confundidos: muchas reacciones han tenido los conductores de los vehículos de transporte público, los peatones y ciudadanos del común que se movilizan en sus vehículos particulares, a raíz de la semaforización que viene adelantando desde hace algunas semanas el Sistema Operativo de Movilidad, Oriente Sostenible (Somos) en el municipio de Rionegro.

    Desde principios del 2018 inició la instalación de 120 kilómetros de fibra óptica alrededor del casco urbano, a través de la cual se realiza la interconexión de semáforos y cámaras de seguridad inteligentes de alta resolución que, detectando la densidad de vehículos en horas pico, modifican automáticamente los tiempos y las frecuencias de las señales.

    “La semaforización no es única y exclusivamente para los vehículos. Es transversal a la seguridad vial y va a mejorar los tiempos de recorrido de los conductores y los peatones”, explicó David Quintero, gerente de Somos, quien aclaró que aunque hay puntos como la Clínica Somer y la esquina de Mimos donde hay dos semáforos instalados, en los próximos días solo uno quedará instalado y funcionando en cada lugar.

    El proyecto de mejoramiento vial incluye la instalación de “Pasos Seguros”, ubicados inicialmente en los sectores del Puente Mejía, Coredi (El Porvenir) y Savanna Plaza, que son activados manualmente por los ciudadanos y que encienden un letrero que dice “Señor conductor, ceda el paso”. Así, los peatones pueden cruzar las calles seguros.

    “Anteriormente el peatón arriesgaba su vida al cruzar la calle, hoy tenemos la posibilidad de que se genere seguridad y tiempo para los conductores y para los peatones. Por eso, las frecuencias se estarán modificando especialmente en las horas pico hasta que se determine el método de funcionamiento más efectivo”, agregó Quintero.

    Lo cierto es que los rionegreros tendrán que aprender a movilizarse y a convivir con este sistema de semaforización que muy pronto entrará en operación permanente, pues ese es uno de los cambios que irremediablemente tiene que enfrentar un municipio como Rionegro que cada vez está más cerca de ser concebido como una ciudad.

    Compartir:

  • Relacionadas