MiOriente > Altiplano > Rionegro > La historia de Jerónimo, un niño rionegrero que sufrió la amputación de una pierna días después de nacer

La historia de Jerónimo, un niño rionegrero que sufrió la amputación de una pierna días después de nacer

  • Jerónimo Ocampo Giraldo es un menor de la vereda La Laja, de Rionegro, a quien le amputaron su pierna izquierda 20 días después de su nacimiento. Hoy, cuando apenas alcanza los 3 años, continúa aferrado a su vida, más allá de la limitación física que le ha impedido tener similar a la de los niños de su edad.

    Jerónimo nació a aproximadamente a las 10 a.m. del 14 de febrero de 2017 y aunque sus padres lo tuvieron en sus brazos, dos horas más tarde los médicos les informaron que estaba en grave estado de salud y debía ser trasladado de urgencia a Medellín.

    “El niño nació por cesárea. A él se lo llevaron y luego, inexplicablemente, me dijeron que se estaba muriendo y que el bebé había nacido con una pierna pálida. Yo le dije a la enfermera que eso era falso porque si hubiera nacido con complicaciones, ¿por qué el papá lo tuvo en sus brazos?”, expresó Adiela Giraldo, madre del menor.

    Jerónimo, con apenas algunas horas de nacido, fue remitido al Hospital Pablo Tobón Uribe, a donde, según su madre, llegó sin signos vitales; Sin embargo, allí hicieron la reanimación y lo trasladaron a cuidados intensivos. Posteriormente, el 15 de febrero los galenos le hicieron una cirugía para tratar de salvar su pierna, pero no fue posible.

    “La pierna se la amputaron y lo que nosotros pensamos es que en el hospital San Juan de Dios, cuando el bebé nació, se equivocaron al ponerle adrenalina, en lugar de vitamina K. Creemos eso porque los dos frascos son muy iguales y hay que mirar bien para no cometer ese tipo de errores”, agregó la madre del niño.

    ¿Cuál es la situación de Jerónimo en la actualidad?

    Luego de tres años, Adiela Giraldo expresa su angustia por la situación en la que se encuentra su hijo, especialmente porque cada cuatro días tiene que desplazarse a Medellín y debido a que su EPS no cubre el proceso, tiene que realizar los exámenes de forma particular.

    Adicionalmente, la prótesis que tiene el niño ya le queda corta y necesita una nueva que cuesta alrededor de 35 millones de pesos. “Cada 6 meses tienen que analizarle el corazón, tiene citas constantes con un dermatólogo, un psicólogo y otros especialistas. Gracias a algunos vecinos y comunidad he podido pagar las citas, pero es muy difícil todo”, agregó Adiela Giraldo.

    captura-de-pantalla-2020-03-13-a-las-9-53-44-a-m

    Finalmente, la madre de Jerónimo solicita con urgencia un médico que le permita saber qué fue lo que pasó con su hijo, por qué nació bien y a las pocas horas estuvo al borde de la muerte y, sobretodo, corroborar si en el centro de salud se equivocaron en la aplicación de algún medicamento.

    El abogado que está realizando el trámite me dice que necesitamos un médico que nos lea la historia clínica y nos entregue un veredicto sobre lo sucedido el 14 de febrero de 2017. Por favor si algún doctor puede colaborarme, se lo agradecería mucho”, concluyó la angustiada madre.

    Si alguna persona desea ayudar a Adiela Giraldo en el proceso con su hijo, puede comunicarse al número 322 358 7636.

    Compartir:

  • Relacionadas