MiOriente > Altiplano > Rionegro > Doble Calzada Oriente: el proyecto ya solicitó Licencia Ambiental

Doble Calzada Oriente: el proyecto ya solicitó Licencia Ambiental

En la mañana de este miércoles, Cornare informó a la comunidad que ayer, 14 de marzo, recibió oficialmente la solicitud de Licencia Ambiental para el Proyecto Doble Calzada Oriente (DCO), una iniciativa de la Gobernación de Antioquia que nació de una alianza público–privada, cuyo contrato se suscribió el 23 de febrero de 2021 entre el departamento y el Consorcio Concesiones Oriente CR.

Noticia relacionada: Cornare aclaró dudas sobre el Proyecto Doble Calzada Oriente (DCO)

  • El trazado planteado de la vía inicia en la glorieta de Sancho Paisa (Envigado) y llega hasta el sector El Tablazo (Rionegro). La propuesta tiene área de influencia en los municipios de Envigado, El Retiro y Rionegro. La información radicada consiste en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que contiene una descripción detallada del proyecto, junto con una caracterización de la zona en los componentes ambiental, social y económico, así como la calificación de los impactos en estos mismos aspectos. Además, contiene varios capítulos del estudio que proyecta las medidas de manejo para prevenir, contener, mitigar, corregir y compensar los riesgos y posibles efectos que pueda generar. Toda esta información ingresa a la corporación para el análisis profesional respectivo.

    Para posibilitar a todos los interesados el acceso a la información, su participación y estar enterados de los pormenores del mismo, Cornare dispuso en su página web www.cornare.gov.co información del proyecto, para así garantizar el principio de acceso a la información pública ambiental, garantía propuesta en Escazú y que se viene implementando.

    Interesado deberá solicitar trámite de sustracción ante MinAmbiente

    Cornare aclaró que el trazado de la vía propuesta por el propietario del proyecto tiene una longitud de 13.7 km y cruza en 5.7 km, zona de influencia de la Reserva Forestal Protectora del Nare, un área protegida con 8.829 hectáreas, cuya declaratoria fue realizada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en 2010 a través de la Resolución 1510.

    El proponente debe adelantar un trámite ambiental en simultanea ante el Ministerio de Ambiente, que consiste en solicitar la sustracción de 42.7 hectáreas, que corresponden al 0.48 % del total de la Reserva. Será el Ministerio quien decida si se sustrae o no la zona de reserva para el desarrollo de la vía. En tanto no haya decisión del Ministerio, esta corporación no puede decidir de fondo sobre la solicitud, pero sí debe continuar con el trámite establecido en la norma de Licenciamiento Ambiental. Los interesados también podrán intervenir ante el Ministerio haciendo uso de los diferentes mecanismos de participación en este trámite.

    Lo que sigue después de radicada la solicitud

    Una vez radicada la solicitud se expedirá Auto de Inicio, que debe ser notificado al promotor del proyecto y comunicado a las partes interesadas; en este caso, municipios de área de influencia y concejos municipales. Este acto administrativo también ordenará a la oficina de Licencias y Permisos Ambientales que evalúe la información presentada y emita informe técnico. Esta dependencia cuenta con un grupo interdisciplinario de profesionales de las áreas de biología, ingeniería civil, sanitaria, ambiental, geólogos, hidrólogos, sociales, jurídicos, entre otros, con amplia experiencia laboral y profesional. Este análisis se realiza contrastando la información presentada por el interesado, con visitas en campo, conocimiento del territorio y con la información disponible en los sistemas de información corporativos, siendo este último uno de los más completos del país.

    En otras noticias: Vivienda, acueducto y primera infancia: algunas de las obras en las que avanza El Retiro

    En términos prácticos, se comparan inventarios de flora y fauna, es decir, las especies de plantas y animales silvestres; también se valida la información social en cuanto a población, actividades económicas (agricultura, ganadería, servicios y otros), y se revisan indicadores de pobreza. El estudio por parte de Cornare hará énfasis en cuanto a los impactos que puedan presentarse a las fuentes hídricas de la zona, la calidad de agua, las especies de fauna y peces presentes, además de los aspectos geológicos y de estabilidad de terrenos. También se contrasta la información presentada con la asociada al conflicto armado, si se presentó desplazamiento forzado en la zona, si hay procesos de restitución de tierras, si el proyecto interviene predios, entre otros.

    La Corporación indicó que se evalúa el componente arqueológico y patrimonio cultural y, adicionalmente, se hace énfasis en el componente social, con el fin de validar que el proyecto efectivamente mejore los indicadores sociales, además de los ambientales y económicos de los pobladores de la zona.

    Finalmente, Cornare recuerda que los ciudadanos podrán constituirse en terceros intervinientes para que les sean comunicadas las decisiones que se tomen referente al proceso de licenciamiento, de conformidad con lo señalado en el artículo 69 de la Ley 99 de 1993 y solicitar audiencia pública ambiental conforme a lo dispuesto en el Decreto 330 de 2007, compilado en el Decreto 1076 de 2015.

    Compartir:

  • Relacionadas