MiOriente > Altiplano > Marinilla > La historia de un joven de Marinilla que sufre dermatomiositis y requiere medicamento de manera urgente

La historia de un joven de Marinilla que sufre dermatomiositis y requiere medicamento de manera urgente

  • Andrés Marín nació en Marinilla y desde temprana edad se inclinó por el fútbol, su principal pasión. Cuando era adolescente recibió el llamado de un club de Bello a donde llegaban cientos de deportistas buscando cumplir el sueño de convertirse en jugadores profesionales.

    Lea también: Andrés Marín: levantarse

    Sin embargo, un día todo cambió. A mediados de 2016 notó algunas manchas extrañas en su cuerpo a las cuales no les prestó atención, pero cada día que pasaba se hacían más grandes,  su estado físico se vio involucrado, ya no era capaz de jugar al mismo nivel, incluso, su entrenador le ordenó guardar reposo.

    “Sentía que me costaba subir escalas, me agachaba a coger el balón y no era capaz de levantarme”, dice Andrés, que fue llevado a un centro asistencial donde determinaron que sufría dermatomiositis, una enfermedad muscular que involucra inflamación y erupción en la piel, y por la que tuvo que permanecer hospitalizado durante cinco meses.

    Pero allí no acabó todo. A lo largo de los últimos meses, el joven de Marinilla ha tenido varias recaídas y ahora también tiene que lidiar con la Tuberculosis, la cual sufre desde hace un tiempo. “En este momento estoy en el Hospital General en Medellín, a la espera de un medicamento que no me aplicaron en febrero y marzo y lo estoy requiriendo de manera urgente. Estoy pidiéndole a Dios que llegue hoy porque cada día que pasa me voy poniendo peor”, agregó Marín.

    Aunque se considera un joven luchador que se ha levantado de situaciones difíciles, lo atormenta la ausencia del medicamento que le aplican cada mes. Así mismo, el momento que atraviesa el mundo por el COVID-19 representa un mayor peligro para él, no solo por el riesgo de contagio, sino por la dificultad de transportar la medicina desde Bogotá.

    Aún así, Andrés Marín, que espera estar pronto en su casa nuevamente, envía un mensaje final a todos los ciudadanos: “ojalá muchos compartan esta historia para que valoren la vida. Para algunos es difícil estar en casa, pero por lo menos andan aliviados, al menos tienen salud, valoren eso”.

    Compartir:

  • Relacionadas