Guía simple para crear videos promocionales con contenidos de valor

El ritmo vertiginoso de las comunicaciones y difusión de contenidos e informaciones, impone pensar en estrategias compatibles para llegar al público. Al mismo tiempo, la rapidez y la competitividad conducen a la acumulación de material efímero y poco valioso.

Al momento de buscar posicionar una marca mediante contenido audiovisual, es importante reconocer que la forma de destacar no implica saturar las redes de contenidos. Por el contrario, para instalarse en la memoria del público es necesario ofrecer una experiencia de calidad.

A continuación, compartimos una guía simple para generar videos promocionales con contenidos de valor.

Definir los recursos a utilizar

En primer lugar, es importante saber con qué recursos se cuenta para desarrollar una campaña promocional audiovisual.

Afortunadamente, existen múltiples posibilidades de hacerlo sin realizar una gran inversión. Buscar una herramienta para crear video con fotos y música, lograr una escenografía acorde a la identidad visual de la marca o contar con un diseñador son algunas ideas.

Crear una estrategia de marketing

También, es necesario desarrollar una estrategia para enfocar la producción de los videos, basada en los objetivos de la marca. Esto permitirá elaborar un plan de acción que determine las tareas a llevar a cabo para la ejecución y difusión del material audiovisual.

Además, la planificación objetiva permite centrar la atención en la calidad del contenido y buscar formas estratégicas de sociabilizarlo.

Estudiar al público objetivo

Considerando que la difusión de videos atiende a la necesidad de llamar la atención de un público objetivo, es esencial tener gran conocimiento de este.

No se trata solo de compatibilizar el contenido con el perfil que una empresa crea, sino también en base a los análisis de las interacciones e intereses en común.

Enfocarse en la formulación de los contenidos

Definir temas de base y proponer maneras de abordarlos es un paso importante en la formulación de videos de valor para el público. Estos pueden ser los mismos que se usan en las estrategias de promoción, en caso de haberlas desarrollado.

También, se puede realizar una lluvia de ideas entre colaboradores de distintas áreas de una empresa o mediante encuestas en redes sociales para filtrar intereses.

Definir las plataformas en donde se publicará

Este punto es sumamente relevante, ya que no todas las plataformas comparten dinámicas de interacción. 

Dependiendo del sistema, sitio o red social en donde se publique el video, se establecerán distintos formatos de tamaño, colores, duración o temáticas. Incluso, una misma idea puede dar origen a distintos materiales que difieran en sus enfoques y formatos.

Aprovechar las posibilidades de diseño

El diseño, por más sencillo que sea, dice mucho de una marca y, por otro lado, realiza aportes significativos a los contenidos puestos en juego.

Es por eso que el proceso de post producción es tan importante como el de creación, ya que se puede disponer de diversas herramientas para reforzar una idea. Al mismo tiempo, permite brindar una experiencia sensorial valiosa que influya en la percepción del contenido compartido.

Comentarios