MiOriente > Altiplano > La Unión > Fue un milagro de Dios: “Guagua”, el lustrabotas de La Unión que le ganó la batalla al COVID-19

Fue un milagro de Dios: “Guagua”, el lustrabotas de La Unión que le ganó la batalla al COVID-19

  • Oscar Osorio, más conocido en el municipio de La Unión como “Guagua”, es un lustrabotas que estuvo cerca de morir por causa del COVID-19, pero que hoy, tras superar el virus, puede contar la historia de cómo fueron esos 18 días entubado en una Unidad de Cuidados Intensivos.

    Lea también: Tras 66 años de matrimonio, pareja de esposos falleció el mismo día por COVID-19 en La Unión

    Según su relato, “el 21 de octubre del año pasado yo estaba muy enfermo, me sentía mal, me recosté en la cama, me dolían los huesos y se me fue el mundo. Una vecina le dijo a mi hermana que yo estaba hinchado, y dos sobrinas que vinieron también se dieron cuenta y llamaron a los bomberos para que me recogieran”.

    Inicialmente, “Guagua” no quería ir al centro asistencial, pues decía que allá no le hacían nada. Sin embargo, por su grave estado de salud, el 22 de octubre tuvo que recibir atención de los organismos de socorro que lo trasladaron hasta La Ceja; incluso, en el trayecto estuvo a punto de morir en tres oportunidades.

    Así lo contó Cecilia Osorio, hermana de Oscar, quien lo ha ayudado en su proceso de recuperación. “Él estaba más muerto que vivo, pensamos que de ahí no salía, lo revivieron varias veces, y ya en la Clínica le hicieron la prueba del COVID, que salió positiva, nos pidieron autorización para entubarlo y no volvimos a saber de él”.

    Fueron 18 largos días en una UCI. Es poco lo que recuerda. Sin embargo, en la actualidad se encuentra recuperándose con ayuda de sus familiares, amigos y vecinos, que le han brindado todo tipo de apoyo para verlo de nuevo lustrando botas en las calles de La Unión.

    “Las secuelas que él ha tenido son muy pocas, ya está dando pasitos porque al principio no podía caminar, sigue usando pañal, pero ya hace esfuerzo por valerse por sí mismo. Él se esfuerza mucho y sí hay que agradecerle a la gente porque nos ha ayudado bastante”, agregó la hermana de Oscar.

    Luego tres meses de aquél episodio que por poco acaba con su vida, el popular “Guagua” solicita la ayuda de la comunidad para comprar la pipeta de oxígeno que requiere para respirar. Además, hace un llamado a los ciudadanos para que se cuiden y así no tengan que vivir un episodio similar al suyo.

    “Yo sentía que no tenía huesos, por donde me tocara me dolía. Hoy doy gracias porque tengo la oportunidad de vivir, fue un milagro de Dios”, concluyó Oscar Osorio.

    Nota construida con base en una entrevista realizada por Noticias La Unión.

    Compartir:

  • Relacionadas