Faltando un kilómetro me sudaban las manos: imperdible relato de la madre de José Tito Hernández

La noticia deportiva del fin de semana fue el título que consiguió el carmelitano José Tito
Hernández en la Vuelta a Colombia, luego de que lograra conservar la diferencia de dos segundos respecto a Alexander Gil, corredor de Marinilla, quien finalizó en el segundo lugar en la general.

Lea también: José Tito Hernández, campeón de la Vuelta a Colombia

Tras la consagración del deportista de El Carmen, MiOriente, a través del periodista Ricardo López, se desplazó hasta la vivienda de Alba Nelly Jaramillo, madre de José Tito Hernández, quien contó detalles de cómo vivió el triunfo de su hijo en la edición número 71 de la Vuelta a Colombia.

“Cuando mi hijo iba a salir a correr le dije que esa Vuelta a Colombia iba a ser de él, lo despedí, lo llevé al aeropuerto y, cuando empezaron las etapas, cada día le iba mejor. La del sábado fue muy dura, estaba perdiendo tiempo, pero cuando Tito subió el alto empezó a despegar. Al final, yo escuché que dijeron que el líder era Alex Gil, pero después me llamaron a decirme que era Tito y yo sabía que esa Vuelta era de él, yo quería estar en la final en Bogotá”, dijo la madre del campeón.

Doña Alba no quería perderse la consagración de su hijo, así que hizo todo lo posible por viajar a la capital del país. Cuando eran cerca de las 9:00 p.m., José Tito la llamó para decirle que a las 6:00 a.m. debía estar en el aeropuerto -junto a su novia- para viajar. Inmediatamente se llenó de emoción, porque en pocas horas su hijo iba a levantar el trofeo de campeón.

“Esa noche no pude ni dormir. Cuando llegamos, el equipo de mi hijo (Team Medellín) nos recibió, y antes de la carrera lo abracé, le dije ‘vamos con toda, ahora celebramos’, y el me decía: ‘claro, mamá, con esas comidas que usted me hace me siento muy fuerte’. Faltando un kilómetro me sudaban las manos, y cuando dijeron que Tito era el campeón de la Vuelta a Colombia, mejor dicho, esa alegría fue muy grande”, agregó.

Inicios en el ciclismo

Desde muy pequeño, Doña Alba le regaló a Tito una bicicleta con la cual se desplazaba por las calles de El Carmen de Viboral. Cierto día, cuando estudiaba en Aguas Claras, el profesor Juan de Dios Fajardo realizó una convocatoria para jóvenes ciclistas; allí apareció Hernández, quien le contó a su madre que se había inscrito para practicar este deporte.

“Yo siempre apoyo a mis hijos en lo que los haga felices, lo único que le dije es que no fuera a descuidar el estudio. La primera carrera que ganó fue en La Unión y allá un señor lo vio y le propuso pagarle todo para que corriera la Vuelta del Futuro. Él aceptó, armó maletas y se fue. Allá ganó las cuatro etapas y también fue campeón”, dijo Alba Nelly.

Luego de esa hazaña, un equipo le ofreció contrato y así comenzó su historia en el ciclismo. Después estuvo en el GW Shimano, en Orgullo Paisa y, hoy en día, en el Team Medellín, donde ha explotado todo su potencial, pues no solo es campeón de la Vuelta a Colombia, sino que hace algunos meses también se impuso en el Clásico RCN.

Familia y casualidades del destino

El hogar de los Hernández Jaramillo está conformado por José Luis Hernández y Alba Nelly Jaramillo -quienes son sus padres-, además, por Marianella y Yaneth -sus hermanas-, las cuales han sido, igualmente, un apoyo importante para su carrera deportiva.

Cuenta su madre, que cuando ella tenía seis años de edad un hermano suyo, que practicaba ciclismo, falleció en una carrera. Por tal motivo, señala que José Tito es como si fuera la reencarnación de él, porque no solo les gusta el mismo deporte, sino que, además, ambos nacieron un 8 de mayo.

“Yo tuve un hermano que le gustaba el ciclismo y él perdió la vida en una carrera. Él era el apoyo de mi mamá, era juicioso; cuando lo veo en carrera, parece como si fuera él en el cuerpo de Tito. Mi hermano me decía ‘Arbolito’, y siempre decía que me iba a dar todo, que nunca me iba a faltar nada, y es precisamente Tito quien nos ha ayudado mucho, incluso el papá se quedó sin trabajo hace unos meses y Tito le dijo que no se preocupara, que mientras él estuviera no le iba a faltar nada, es muy buen muchacho”, puntualizó Doña Alba, quien agradece a todas las personas que lo han apoyado a lo largo de estos años.

Ese es José Tito Hernández, un joven que está próximo a cumplir 26 años y que hoy es el mejor ciclista del país en carreras nacionales; quien, además, ha contado con el apoyo de una familia, un municipio y una región que hoy se sienten orgullosos de los logros alcanzados por él en el deporte de las bielas.

Comentarios