Continúa cerrada la autopista Medellín-Bogotá

De manera preventiva y por tiempo indefinido, desde este miércoles 28 de diciembre se cerró el paso por el kilómetro 14+350 de la autopista Medellín-Bogotá, una decisión que toma Devimed, el concesionario de la vía, ante la posibilidad de que pueda registrarse un derrumbe similar al ocurrido el pasado 26 de octubre en el kilómetro 12+100 de este corredor vial.

Pero esta vez, la causa de la inestabilidad que presenta el talud, es según la concesión, “como consecuencia del mal manejo y la falta de técnica en los sistemas de conducción de agua del acueducto El Peñolcito”, jurisdicción del municipio de Copacabana.

Ya se han registrado movimientos de masa e incluso algunos postes de energía han caído, por lo que también han sido evacuadas siete familias y las entidades competentes por ahora están evaluando la posibilidad de evacuar aproximadamente unas 30 familias más.

Devimed en sus redes sociales y comunicados ha informado continuamente cómo avanza esta situación y aseguró que el suelo está totalmente fisurado y aparentemente suelto. El tamaño del deslizamiento alcanzaría aproximadamente 50 mil metros cúbicos, aunque el volumen puede ser mayor ya que el reporte que entrega el radar que evalúa el talud es que se está moviendo la ladera entera.

Vías alternas

Si bien este cierre afecta considerablemente a los viajeros, y más aún en temporada de fin de año, hay algunas vías que permiten la comunicación del Oriente Antioqueño con el Valle de Aburrá y viceversa y que están operando con normalidad, estas son Las Palmas, El Escobero o la vía al corregimiento de Santa Elena.

De estas tres alternativas los vehículos de carga solo podrán transitar por la vía Las Palmas aunque debe tenerse en cuenta que este corredor vial es uno de las más utilizadas para comunicar a la capital antioqueña con el aeropuerto José María Córdova de Rionegro, por lo cual puede presentar gran congestión vehicular.

MiOriente – noticias@mioriente.com

 

Comentarios