La Casa de la Maestranza, una historia detrás de un pasaje comercial

Cientos de rionegreros y visitantes han cruzado el tradicional Pasaje de la Zapatería, ubicado en el parque principal de Rionegro. Pero, se han preguntado ¿qué había antes en este lugar?, la respuesta es: “La Casa de la Maestranza”.

Es increíble pensar que en 1813, un grupo de líderes, luchadores e independistas se dieron a la tarea de crear una casa que estuviera diseñada exclusivamente para la fabricación de elementos bélicos para la guerra. Además, le darían un  verdadero sentido y estructura a lo que en esa época se llamaría la reconquista y la independencia.

En ese entonces se concentraron personajes políticos en Rionegro, quienes le darían un rumbo fijo a la independencia, y entre ellos, llegó Juan del Corral, un momposino que fue elegido como presidente dictador de Antioquia, quien quiso darle un rumbo profesional a la Casa de la Maestranza.“Todo se confabuló para que las personas tuvieran un encuentro en este municipio y de esta manera fueran protagonistas de una América meridional”, relató Carlos Zuluaga, historiador de Rionegro.

Todos los personajes políticos que marcaron la historia en la independencia fueron llegando por casualidad a este municipio, que era considerado el centro de Antioquia gracias a su economía y comercio. Fue así como llegó Francisco José de Caldas, payanés, astrónomo y naturalista, considerado un sabio para muchos, quien fue llamado por el Presidente Dictador para que le diera un liderazgo profesional a la Casa. Allí se concentraban todas las creaciones de elementos bélicos de la época, y fue Caldas quien implementó la nueva modalidad de “Escuela de Ingenieros en 1815”.

“Caldas decía que para esta guerra no podía haber cualquier soldado, en la Casa de la Maestranza se capacitaban a estas personas en todas las áreas, tenían clases de  aritmética, geometría,  y además, se les enseñaba cómo utilizar las armas y cómo realizar estrategias militares”, relató Carlos.

Fue en 1815 cuando Caldas lideró esta escuela, labor que finalizó ese mismo año, porque parte de las actividades realizadas allí fueron trasladadas para la Casa de la Moneda en la ciudad de Medellín. Uno de los principales motivos del cierre de la Maestranza fue la llegada de la reconquista, y en esta época ya no había necesidad de exportar elementos a otras ciudades porque el comercio había crecido y se había expandido otros territorios. Además, la guerra comenzó y todas las armas habían sido asignadas a cada ciudad del país.

En diciembre de 1815 se cerraron las puertas de este lugar, sólo quedó un taller de reparación de cañones, y con esto, se fueron también Caldas y los demás líderes independistas, quienes estaban enfocados en obtener la independencia. Ahora, casi 200 años después, esta casa está ocupada por inquilinos del municipio. Aún no se ha considerado como un lugar emblemático, tampoco hay acceso a ella, sólo queda su estructura con algunas placas en conmemoración al sabio Caldas y al dictador Juan del Corral, las cuales que pueden ver desde el parque central de Rionegro.

Comentarios