Tras 11 años como concejal, Aniceto Giraldo sueña con ser alcalde de San Rafael

De puerta en puerta y siempre con una sonrisa en su rostro, Edwin Aniceto Giraldo Quintana, candidato a la alcaldía de San Rafael, recorre cada sector dando a conocer su programa de gobierno, luego de 11 años como concejal donde pudo conocer las principales necesidades de sus habitantes que sueñan con un municipio mejor.

Creció en la vereda El Charco y se siente orgulloso de nunca salir de esta zona de San Rafael. Sus estudios los culminó en Coredi, institución con la que también cursó una técnica agroambiental que, posteriormente, le permitieron poner sus conocimientos al servicio de la zona rural para que avanzara en diferentes aspectos.

“Yo soy del campo, a pesar de que a uno como concejal le hacían la sugerencia de no vivir allá, lo seguí haciendo, no tengo palabras para definir ese lugar (El Charco), es algo muy hermoso”, manifiesta Aniceto, que recuerda su infancia entre juegos y diversiones siempre de la mano de sus amigos que lo motivaron para ser candidato a la alcaldía por el Centro Democrático.

Como corporado, Giraldo apoyó el deporte y los mejoramientos de vivienda en San Rafael, además de fortalecer la infraestructura vial que sigue siendo una prioridad para que, a corto plazo, el municipio pueda tener al turismo como principal fuente de ingreso para los habitantes.

“Debemos mirar ejemplos como Guatapé que vive del turismo, también es necesario que los campesinos puedan comercializar sus productos, seguimos viendo un déficit en vivienda y hay que hacer convenios con las universidades para ayudar a San Rafael”, agregó el candidato

De esta manera, Edwin Aniceto Giraldo, que regó muchas semillas como concejal, ahora sueña con recoger los frutos, basado en un programa de gobierno incluyente que mejore las condiciones de vida de los ciudadanos y que propenda por el desarrollo del municipio. “La gente conoce mi trabajo, mi parte social y la invitación es para que me den un voto de confianza el próximo 27 de octubre”, concluyó.

Comentarios