Cuatro años de la muerte de los hermanos sonsoneños en el Space

Foto: Universo Centro

Cuatro años han pasado desde que los hermanos Juan Carlos y Jaime Botero, oriundos del municipio de Sonsón, murieron tras el colapso de la torre 6 del edificio Space de Medellín, en hechos ocurridos el 12 de octubre de 2013. Ese día, catorce pisos se desplomaron atrapando a doce personas, y abriendo un capítulo inacabado que puso en el ojo del huracán al sector constructor de la Capital de la Montaña.

El cuerpo de Juan Carlos Botero, de 45 años, fue hallado en la mañana del miércoles 23 de octubre por organismos de socorro, y el de su hermano, Jaime Botero, de 47 años, fue encontrado 24 horas después convirtiéndose en la séptima víctima fatal por el colapso de la torre. Ambos fueron extraídos del área donde estaba ubicada la cancha de squash del edificio, lugar en el que se encontraban inspeccionando las tareas de reparación que cumplían cuatro obreros contratados por Ingemed.

Once días transcurrieron antes de dar con los cuerpos de los hermanos sonsoneños. “Hubo días de esperanza, pero también de total desesperanza y desolación. Nosotros, los amigos de Sonsón fuimos a visitar a la familia Botero en las carpas, eso es muy duro, es como si la persona que uno quiere se encontrara en cuidados intensivos”, dijo a El Tiempo Gloria Eugenia Vargas, amiga de infancia de los hermanos Botero.

Juan Carlos se había formado como ingeniero industrial y Jaime como ingeniero eléctrico. Sus familiares recuerdan que, más que hermanos, eran colegas y confidentes. Existía entre ambos una amistad inquebrantable, aunque sus personalidades y temperamentos fueran radicalmente opuestos.

“Eran los mejores patrones que hemos tenido, se pasaban de amables, tanto que si teníamos que trabajar hasta la medianoche no importaba porque ellos nos acompañaban. Siempre estábamos primero los trabajadores y después ellos”, dijo a El Tiempo José Augusto Vargas, quien trabajó con ellos por más de 13 años. El sepelio de Juan Carlos y Jaime Botero se cumplió ese jueves 24 de octubre a las 6:30 p. m. en el cementerio Campos de Paz de Medellín. Paz en sus tumbas.

——

Pablo Villegas, representante legal de la constructora CDO; María Cecilia Posada, directora de la obra, y Jorge Aristizábal, ingeniero calculista, fueron declarados culpables por el homicidio culposo de Juan Esteban Cantor Molina, el único residente fallecido en el colapso de la torre 6. La decisión fue tomada el pasado miércoles 11 de octubre por el Juzgado Primero Penal del Circuito de Medellín.

noticias@mioriente.com

Comentarios

Noticias Relacionadas