Finca de Pablo Escobar en El Peñol quedó en manos del Estado

“Me opongo al desalojo, pero no vamos a generar ningún tipo de violencia”. Esas fueron las palabras de William Duque, quien se dice propietario de la finca “La Manuela”, cuyo inmueble perteneció al extinto narcotraficante Pablo Escobar Gaviria.

Y lo dijo luego de más de tres horas de “tensas” conversaciones con la Sociedad de Activos Especiales (SAE), en la diligencia de extinción de dominio al inmueble que inició a las 9 a.m. de hoy y se espera termine al finalizar la tarde.

William llegó a “La Manuela” a mediados de los 80 a prestar sus servicios como jardinero, desde entonces la finca fue su casa y tomó las riendas del predio cuando asesinaron a quien fuera su jefe: Pablo Escobar.

En medio de lágrimas y peticiones que no pudieron ser atendidas por parte de la Administración Municipal de El Peñol, puesto que, según lo indicado por Héctor Vahos, secretario de Gobierno de La localidad, “tenemos que dar cumplimiento a lo estipulado con anterioridad por la SAE”, William, su esposa, sus dos hijos, su nieta, su hermana y su padre de 90 años, tendrán que abandonar la que fue su casa por más de tres décadas.

Aunque el exjardinero de Pablo Escobar asegura que sus abogados “seguirán el pleito”, tanto la SAE como la Administración Municipal han sido claros en que el predio de más de 7 hectáreas pertenece al estado y esa condición es irrefutable puesto que “fue producto de actividades ilícitas”.

Así las cosas, pareciera que hasta hoy se escribió la historia de este emblemático lugar que por años ha sido un referente para propios y turistas, máxime cuando desde hace 10 años se abrió un establecimiento comercial llamado Paradise, en el que se empleaban 10 personas.

Comentarios