En Granada está el primer Bosque de Paz del país

Sembrando un árbol tipo Ceiba, el presidente Juan Manuel Santos inauguró el pasado lunes 11 de abril, el programa Bosques de Paz en el corregimiento de Santa Ana, en Granada, uno de los lugares más golpeados por la violencia en el Oriente Antioqueño y el país. Serán más de ocho millones de árboles, acompañados de placas con los nombres de las víctimas del conflicto armado en Colombia, los cuales serán sembrados en todo el territorio nacional.

“Bosques de paz significa la oportunidad de reconciliarse con la comunidad y con la naturaleza para homenajear a las víctimas. Con estos árboles sembramos paz; son un símbolo, un camino y un instrumento para dejar la guerra atrás”, manifestó el primer mandatario de los colombianos. Durante el encuentro, Juan Manuel Santos, en compañía del ministro de Medio Ambiente, Luis Gilberto Murillo, el director nacional de la Unidad de Víctimas, Alan Jara, y los alcaldes de los municipios de Granada y San Carlos, acompañaron a las víctimas en un recorrido por varios sitios simbólicos del nuevo bosque de paz.

Para el director nacional de la Unidad de Víctimas, “este es un símbolo para que las nuevas generaciones conozcan la historia y no se repita nunca más. Hay un compromiso y una decisión del gobiernos para acompañar a las víctimas, y aunque no se puede reparar lo irreparable, hay una política clara para ellos”.

Esta iniciativa, liderada por el Ministerio de Medio Ambiente y acompañada por CORNARE, es para Carlos Mario Zuluaga, director general de la entidad, quien además fue víctima de secuestro por la guerrilla de las Farc, “la oportunidad de recobrar nuestros bosques, a partir de páginas de dolor que esperamos no repetir nunca más”. Carlos Mario también tiene un árbol plantado junto a una placa con su nombre en el primer bosque de paz.

Ceibas, guayacanes amarillos y morados, cedros y tulipanes africanos son las especies de árboles que fueron sembrados en el bosque de paz en Santa Ana. Estas especies servirán, como lo manifestó Adriana Galeano, una de las víctimas del conflicto, para decirle al mundo “que acá en el corregimiento llevamos un proceso de paz y reconciliación”.

noticias@mioriente.com

 

Comentarios

Noticias Relacionadas