Las decisiones de los mandatarios orientales

Natalia Elena Gómez García

El Oriente Antioqueño se ha convertido en eje de desarrollo para el departamento. Su ubicación estratégica, el Aeropuerto Internacional José María Córdova, la zona franca, las grandes empresas que allí se ubican, la visión inmobiliaria de algunos municipios, el cuidado y la conservación del agro, del agua y los bosques, hacen de sus diferentes municipios un complemento regional para determinarlo así.

Hoy, más que eje de desarrollo para Antioquia, el Oriente ha sido ejemplo para el país, máxime en esta época de crisis. Si bien el Presidente de la Republica decretó el 18 de marzo

un Aislamiento Preventivo Obligatorio que iría desde del 23 de marzo hasta el 14 de abril, el Gobernador de Antioquia decretó en esa misma fecha la denominada “Cuarentena por la Vida” que iría desde el 20 hasta el 24 de marzo, decreto según el cual “se dictan medidas para prevenir la propagación del COVID-19”.

Varios alcaldes del Oriente Antioqueño, entre ellos los del Altiplano y tres de la zona Bosques, desde el 17 de marzo habían decretado el “Toque de queda” y de igual modo solicitaron el cierre del aeropuerto José María Córdova. Estas iniciativas fueron referentes para la toma de decisiones frente a la situación.

La toma de decisiones es para la Organización Mundial de la Salud “actuar proactivamente para hacer que las cosas sucedan en vez de limitarse a dejar que ocurran como consecuencia del azar”. Si bien fue una iniciativa de los alcaldes del Oriente Antioqueño que estuvo a la altura de la situación, siendo noticia nacional e internacional por la discrepancia entre las autoridades locales y la autoridad nacional, no ha sido la única que han debido enfrentar en tan solo 127 días de posesionados.

Durante su tiempo de gobierno han tenido que buscar apoyo para atender necesidades básicas de la población, por lo que se les ha visto entregando ayudas para combatir el encierro y han

promovido campañas y programas como médicos que capacitan por redes sociales en San Francisco, “En contacto contigo siempre” en El Retiro, talleres virtuales para la población en Guarne, esterilización de animales abandonados en las calles de Rionegro, líneas de atención con acompañamiento psicosocial para la población de Granada, etc.

Muchos incluso han realizado la denominada “donatón” para recoger recursos económicos y víveres como llamado a la solidaridad; han hecho conciertos virtuales y caravanas con recorridos por las calles y otras grandes iniciativas forjadas en las necesidades de la población y la creatividad de los mandatarios con sus equipos de trabajo.

Una situación como la que actualmente se vive no le toco a ningún mandatario en épocas inmediatas anteriores. Las pandemias han llegado de siglo en siglo: en 1320 la peste negra, en 1520 la viruela, en 1620 un virus hasta ahora desconocido, en 1720 la peste de la Marsella, en 1820 el cólera, en 1920 uno de los brotes de la peste neumónica y un siglo después llega el Coronavirus.

Las criticas sobran, es una época difícil de afrontar para todos los sectores y en la cual es necesario tomar decisiones. A nivel gubernamental los mandatarios del momento están haciendo lo que está a su alcance para sobrellevar la crisis. Se reconoce la labor y la valentía para asumir y enfrentar la actual coyuntura, esperando siempre que todo se esté haciendo de manera honesta y pensando en el pueblo.

____________

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad de sus autores y no reflejan los puntos de vista de MiOriente. 

Comentarios