Factores de riesgo y enfermedades catastróficas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el factor de riesgo es toda circunstancia o situación que aumenta las probabilidades de una persona de contraer una enfermedad o cualquier otro problema de salud.

Los factores de riesgo implican que las personas afectadas por ellos presentan una probabilidad mayor de contraer una enfermedad al de las personas que no los tienen, o, en otras palabras, están próximas a padecer alguna de estas enfermedades catastróficas a menos que tomen ciertos correctivos en sus hábitos de vida.

De acuerdo a esta definición, podemos identificar factores de riesgo sobre los cuales no tenemos control:

La edad: a medida que envejecemos somos más propensos a contraer enfermedades catastróficas (infartos, cáncer, diabetes, síndrome metabólico, etc.).

Genética o antecedentes familiares: son los que generan uno de los mayores riesgos de contraer una enfermedad heredada de nuestros antepasados. Por eso es tan importante conocer si en nuestras familias hay algún tipo de enfermedad que nos pueda preocupar a futuro, para poder empezar a tomar las medidas necesarias para cambiar y empezar a generar esos hábitos saludables que nos llevan a una mejor calidad de vida a medida que envejecemos.

Algunos factores claves en los antecedentes familiares que pueden aumentar el riesgo son:

  • Enfermedades que hayan ocurrido a una edad más temprana de lo común.
  • Enfermedades que aparecen en más de un familiar cercano.
  • Ciertas combinaciones de enfermedades dentro de una familia.

Ahora. Hay ciertos factores de riesgo sobre los cuales sí tenemos control y que ayudan a controlar o disminuir la incidencia de los factores sobre los cuales no tenemos ningún tipo de control.

Los factores de riesgo de tipo conductual suelen estar relacionados con acciones que la persona ha elegido realizar, por lo tanto pueden eliminarse o reducirse mediante acciones de estilo de vida o de conducta frente a esta. Por ejemplo:

  • El tabaquismo
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Malos hábitos alimenticios
  • Obesidad
  • Vida Sedentaria

Nosotros podemos ser parte de la solución para prevenir estas enfermedades que se van generando a medida que va pasando el tiempo. Entre más pronto tomemos correctivos en lo relacionado a la alimentación y la actividad física, vamos a incidir positivamente en dichos factores. En nuestras manos está empezar a cambiar las cada vez más preocupantes estadísticas.  

Invitamos a todos nuestros lectores y grupos de personas para que hagan actividad física, iniciando un plan de entrenamiento físico con objetivos definidos para evitar todas estas enfermedades cada vez más extendidas en todo el mundo. Escríbenos al email juangonzalogomez1@gmail.com, o llámanos al WhatsApp 310 409 11 59.

logo-medicos

Comentarios