Versiones encontradas sobre el ataque con límpido a una mujer en Cocorná

Fotografía publicada con autorización previa de la afectada

Fue en la noche del sábado 16 de febrero cuando Marcela Mora, habitante del municipio de Cocorná, comenzó a vivir unos de los dramas más complejos de su vida. En el momento en que Marcela regresaba de departir con unos amigos en el estadero Mi Cielito de esa localidad, otra mujer, que responde al nombre de Manuela Valle, y con la que al parecer había discutido minutos antes, le arrojó límpido en los ojos en medio de una discusión. 

Todo se debió a que horas antes, cuando Marcela se dirigía hacia el estadero en mención, fue atacada, según afirmó, por un perro raza pincher de propiedad de Manuela. “Ella para defenderse le arrojó una piedra e hirió al animal”, explicó Edilma Tobón Naranjo, madre de Marcela. Sin embargo, “cuando regresaba del estadero, la propietaria del perro la llamó para reclamarle por lo que había hecho, y en un momento de descuido le tiró el límpido a la cara”, agregó.

Marcela fue remitida esa misma noche a un centro hospitalario de Medellín, y desde ese momento tiene los ojos vendados. “A ella la dieron de alta el domingo, pero mañana martes tenemos que volver a Medellín y ahí sabremos si mi hija podrá ver de nuevo”, indicó Edilma Tobón a este medio.

Según información preliminar, en el mejor de los casos la víctima de 24 años quedaría con visión leve. La familia Marcela aseguró que en las horas de la tarde del lunes instauró la denuncia formal del caso ante las autoridades.

“Me gustaría que esto no se quede así. Mi hija está muy joven; yo sé que ella cometió un error al agredir al perro, pero no justifica lo que le hicieron. Va a quedar de por vida con una discapacidad y por eso todos en la familia estamos deprimidos”, dijo Edilma.

Pero MiOriente consultó la versión de la presunta agresora, Manuela Valle, quien aseguró que Marcela y un grupo de amigos la agredieron a ella y a sus padres cuando le reclamaron por haber herido a su mascota.

“Yo reconozco que las cosas estuvieron mal hechas, pero antes de que todo eso pasara hay otra historia: Marcela Mora estaba en compañía de un hombre que yo nunca había visto, y cuando yo le reclamé por la forma como había pateado a mi perro, él me alzó la voz. Entonces mi papá salió a defenderme”, explicó Valle.

Según su testimonio, incluso el acompañante de Marcela fue hasta el estadero, tomó un cuchillo de la cocina y regresó para herir a su padre, quien se refugió al interior de la vivienda. “Después Marcela tomó el cuchillo para atacarme y fue ahí cuando yo, por defenderme, le arrojé el agua con límpido a la cara”, explicó. El caso será resuelto en instancias judiciales.

Comentarios