Campesinos de San Francisco crearon una red ciudadana de apoyo

En sus 372 kilómetros cuadrados hay innumerables accesos a veredas, al casco urbano y al corregimiento de Aquitania. Por eso, la idea de cerrar de fronteras en San Francisco ha contado con el apoyo de los campesinos, quienes se han organizado en horarios para acompañar a las autoridades.

Además de los pocos agentes de la Policía Nacional radicados allí, voluntarios de los Bomberos y soldados del Ejército Nacional, los campesinos de veredas como Alta Vista, La Fe, Pocitos, La Mesa y La Cristalina se unieron a la medida.

Por eso, muchos de ellos hicieron barricadas con árboles sobre la vía, tal como lo publicó en su cuenta de Facebook uno de voluntarios de la red, luego de ver extranjeros en el sector.

Sin embargo, algunos habitantes Aquitania que prefirieron no decir su nombre, piden que no se cierren de esta forma las vías, pues es indispensable tener accesos para abastecerse y permitir el tránsito de las ambulancias.

Las autoridades hacen presencia en la mayoría de accesos viales que desde la Autopista Medellín-Bogotá tiene el municipio, pero la alerta es tal que el alcalde, Diego Alejandro Duque, pidió a la comunidad ayudar a cerrar las fronteras y acatar la medida del aislamiento preventivo, “recordándole a la comunidad que tenemos abastecimiento en todo el municipio”.

El hospital de San Francisco es de primer nivel, lo que significa que no atiende casos complejos, solamente hay cuatro médicos disponibles y no tienen respiradores artificiales. “En el corregimiento de Aquitania la situación es peor; no hay centro de salud ni médico, solamente hay una enfermera”, dijo Lina López, secretaria de Protección Social.

“Si entra el virus al municipio los afectados somos todos; pido que tomemos consciencia”, pide el mandatario local a los ciudadanos, quien aseveró que el virus podría entrar por visitantes de otras regiones.

Comentarios