Rionegro, sinónimo de libertad

Por Carlos Andrés Zuluaga, historiador rionegrero

Dad Gracias porque hoy podeís jurar a la Ley, que habrá de haceros ciudadanos de una República Libre; y si por desgracia, que no lo espero, vienen para vosotros días de luto, porque la suerte de la guerra es como el viento de las pampas, siempre vario, no os acobardéis, elevad vuestros corazones a la Patria y redoblad esfuerzos para romper las cadenas, que vuelvan a la dignidad de los hombres Libres.

José Miguel de la Calle

Rionegro seguirá acompañado con su continua transformación física. Los cambios culturales vendrán con sus nuevos habitantes y costumbres. La era global llegará hasta el último cantón del planeta. Pero jamás será borrada la sublime historia que marcó para la eternidad a esta legendaria ciudad.

Poco menos de tres años habían transcurrido desde los primeros levantamientos que produjeron la manifestación popular del 20 de julio en Santa Fe de Bogotá, producto del ahorcamiento tributario y la tirana opresión que ejercía el yugo español sobre los criollos. Rionegro nunca fue ajena a todas las decisiones que se tomaron en la capital. Fue así como designó emisarios para acudir a las reuniones y protestas con el fin de establecer un sistema político, mismo que aún era bastante primitivo.

Es así como el 7 de febrero de 1813, un grupo de rionegreros miembros del Ilustre Ayuntamiento desconocieron colectivamente al Gobierno Español declarando la Independencia Política de la Ciudad Santiago de Arma de Rionegro. Esta fue una decisión que traía abrazadas las consecuencias de la gloria y el martirio; muchos de los miembros de este Senado Consistorial de Rionegro murieron después en las batallas por la Libertad de la Patria.

Esta ciudad fue la tercera en levantarse contra la Monarquía Española, siguiendo los pasos de Cartagena y de la población hermana de Mompox, de la que otro rionegrero, el gran poeta, periodista y dramaturgo José María Salazar y Morales, fuera el artífice de su emancipación. Seis meses después, la Provincia de Antioquia declaraba la Independencia absoluta del reino.

Estas efemérides sirven entonces para entender nuestra responsabilidad como rionegreros. Comprender el sacrificio que desde muchos siglo atrás hicieron parte del sentimiento de amor y pertenencia que esta población ha ofrecido a una nación, la que precisamente en estos tiempos demanda ese mismo valor de unión.

Nota: En la conmemoración del centenario de esta gloriosa fecha, se levantó el obelisco que da nombre a la hoy Plazuela de los Próceres y Mártires, conocida también como el Parque de San Francisco.

Comentarios