Hay peligro inminente de desastre: Alcaldía de Rionegro sobre el edificio Altos del Lago

Luego de que el pasado 18 de marzo MiOriente diera a conocer la noticia de la suspensión provisional del derribamiento controlado del edificio Altos del Lago de Rionegro, decisión que tomó el Juzgado Segundo Penal Municipal como medida cautelar en respuesta a una serie de tutelas interpuestas por propietarios, vecinos y la constructora Soluciones Integrales en Construcciones Civiles S.A.S. (SINCC), la Alcaldía de Rionegro afirmó que ya presentó al juez una serie de informes para argumentar la necesidad del urgente derribamiento de la estructura.

Lo que hizo la Administración Municipal fue aportar los informes técnicos realizados por Sodinsa, y según los cuales el edificio no puede soportar ni su propio peso. “La respuesta de la Alcaldía es que se ha respetado el debido proceso y que hay un peligro inminente de desastre frente a una caía del edificio”, explicó Hernán Darío Álvarez, secretario de Gobierno de Rionegro.  

Lea también: ¡Juez suspendió el derribamiento controlado del edificio Altos del Lago!

Según el funcionario, la Alcaldía nunca recibió de la constructora un estudio que sustentara con seriedad una eventual repotenciación de la estructura, sino una serie de conjeturas basadas en el hecho de que el edificio había sido construido con técnicas adecuadas. “La firma no siguió los diseños estructurales ni arquitectónicos, y además utilizó materiales que no eran de las calidades especificadas en los diseños”, agregó Álvarez.

Pero la opinión de Jhon Castaño, propietario de uno de los 116 apartamentos y uno de los demandantes, es distinta. Castaño asegura que el 21 de septiembre del 2018 el ingeniero José Darío Aristizábal presentó un plan de reforzamiento del edificio cuyo valor no supera los 500 millones de pesos.

“Solo mediante una tutela nos respondieron en dos renglones diciendo que no estaban de acuerdo, pero sin ningún elemento fáctico de por qué no estaban de acuerdo. Con ese informe la Alcaldía no tendría que gastarse 1.350 millones de pesos en la implosión del edificio”, añadió el propietario.

De este modo, resta esperar que los jueces resuelvan las cerca de ocho acciones de tutela que se cree han sido interpuestas, para saber a ciencia cierta, después de dos años y medio de dilema, la fecha del derribamiento controlado del edificio Altos del Lago.

Comentarios