Encontronazo entre el Alcalde de Rionegro y Catastro Departamental por los famosos “lotes de engorde”

El pasado miércoles 10 de abril, el alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, le envió al Gobernador de Antioquia una carta cuyo asunto titula “Riesgo de corrupción en clasificación catastral”. En ella advierte de un supuesto reversazo del acto administrativo expedido por Catastro Departamental en 2018, y mediante el cual 297 predios rurales del municipio pasan a ser clasificados como urbanos, y, por consiguiente, a pagar un impuesto predial más alto.

Tal y como lo ha indicado el mandatario de los rionegreros, dichos predios, denominados por él como “lotes de engorde”, pagan cifras muy bajas de impuesto predial para las posibilidades de licenciamiento urbanístico con las que cuentan, por tratarse de lotes urbanizables que no están urbanizados.

Ejemplificó Rendón en la misiva el caso de un predio con permiso para construir 170 viviendas por hectárea que figuraba como el terreno de un campesino destinado a la producción agropecuaria, “y con base en ello pagaba un impuesto predial de tres millones de pesos, pero con el cambio pasa a pagar 260 millones”.

Lo que afirma el Alcalde es que Catastro Departamental quiere anular el acto administrativo que cambió la clasificación catastral de esos 297 predios rurales a urbanos, lo que, según dijo, abre las puertas a la corrupción y a favorecer intereses personales.

“Le dijimos al Gobernador que pusiera el ojo sobre eso porque no nos olía bien, y porque supimos que ese cambio de actitud frente a lo que fue una gran medida que Catastro Departamental acompañó durante todo el 2018 a la Administración Municipal de Rionegro, fue fruto de presiones de grandes desarrolladores inmobiliarios que estuvieron merodeando esas oficinas, buscando echar para atrás las resoluciones que los están poniendo a tributar en función de las grandes posibilidades de licenciamiento urbanístico que tienen sus predios”, dijo el Alcalde a MiOriente.

Sin embargo, horas después de que fuera dada a conocer la carta, Catastro Departamental emitió una respuesta formal en la cual le pide al Rendón Cardona diferenciar uso del suelo y sector catastral. “El alcalde de Rionegro está equivocado al indicar que en la Gerencia de Catastro existen actos de corrupción, dado que esta autoridad catastral en Antioquia tiene la potestad de modificar los sectores urbano y rural de este municipio del Oriente antioqueño”, dice el comunicado.

El gerente de Catastro departamental, Luis Gonzalo Martínez, dijo que para que un predio de expansión se convierta en urbano, es necesario que el municipio, “cumpliendo con la norma y los procedimientos catastrales (…) certifique que los lotes de engorde a los que hace alusión (…) son urbanos”, para lo cual, según Martínez, deben tener autorizadas todas las obras en la licencia de urbanización como vías, servicios públicos domiciliarios, entre otros.

La entidad aseguró que el Plan de Ordenamiento Territorial de Rionegro clasifica los suelos en cuatro tipos, a saber, urbano, rural, de expansión, suburbano y protección. El comunicado indica que el Secretario de Planeación de Rionegro certificó a los propietarios que sus inmuebles están en suelo de expansión, pero que hizo lo contrario con la autoridad catastral al certificarlos en la categoría de urbanos.

“La comunidad rechaza la modificación, debido a la incoherencia entre la información dada por el municipio y lo solicitado a Catastro Departamental. Para la entidad departamental un lote en suelo de expansión es un predio rural”, explica la comunicación. Además, Catastro aseguró que a la fecha el municipio no ha aportado la certificación de suelo urbano que involucra los 297 predios, a pesar de la solicitud enviada por la autoridad departamental en días anteriores.

Comentarios