El decreto que regula la publicidad política en Rionegro

El fenómeno se repite; las calles, las aceras, las fachadas de las casas, los postes de luz y todo tipo de espacios por donde circula la mayor parte de los ciudadanos, suelen inundarse, hasta el tope, de publicidad política, siempre que llega la época electoral.

Los partidos y movimientos políticos, así como los movimientos sociales y grupos significativos de ciudadanos, emprenden una “guerra de la imagen” que, más allá de la propuesta sensata, cara a cara y voz a voz, lo que pretende es penetrar en el imaginario de los ciudadanos con rostros sonrientes, números a gran tamaño y equis rojas.

Entonces el espacio público se convierte en un circo de colores y frases agotadas que, aunque permitido por el Consejo Nacional Electoral, llevan a los ciudadanos al borde del hastío. Esto sin mencionar la avalancha de cuñas radiales, recortes de prensa y pautas en televisión, que dejan sin escapatoria a los colombianos de convicciones políticas ya definidas y que no necesitan ser convencidos de lo contrario.

Pero, ¿sabía que el uso de publicidad política está regulado en Rionegro? El 28 de diciembre del 2017, la Administración Municipal expidió el decreto 0636 que establece los topes en las vallas publicitarias, pasacalles, avisos en sedes políticas, vehículos y cuñas radiales para los partidos políticos. Aquí referenciamos los detalles:

  • Hasta un máximo de 70 cuñas radiales diarias, cada una hasta de 30 segundos.
  • Hasta un máximo de 70 vallas, con un área no superior a los 48 m2.
  • Hasta un máximo de 30 pasacalles.
  • Hasta un máximo de 30 murales.
  • Hasta un máximo de 20 vehículos tipo automóvil.
  • Hasta un máximo de 20 vehículos con plataforma publicitaria.

Según el decreto, estos topes aplican para cada partido político y no para cada candidato, por lo que los primeros deberán distribuir las piezas según les parezca. Además, cada aviso, pasacalle, valla, y cada publicidad en vehículos particulares, deberá contar con permiso de la Secretaría de Gobierno de Rionegro. De igual manera, se restringe la instalación de publicidad en zonas públicas, áreas ambientales protegidas, áreas peatonales, entre otros.

Solo queda esperar que, luego de las elecciones legislativas del domingo 11 de marzo, cada candidato y partido, más allá de sentirse ganador o perdedor, se tome el tiempo de retirar los avisos publicitarios con los que inundarán la ciudad.

noticias@mioriente.com

Comentarios