Al menos 60 personas vivían en una edificación ilegal de Guarne

Foto: Referencia

El fuerte aguacero que cayó en Guarne en la tarde del 23 de abril, y la emergencia que a raíz de ello se vivió en la vereda Chaparral, dejó como consecuencia el hallazgo de una serie de construcciones ilegales que el propietario del predio número 59 de esa vereda había levantado sin tener en consideración varios aspectos urbanísticos y los respectivos permisos.

Según Rafael Alzate Vargas, secretario de Gobierno de Guarne, “cuando los bomberos llegaron al sitio para atender la emergencia en medio del aguacero, se percataron de que el talud que se derrumbó lo hizo por las condiciones precarias en las que se levantó la construcción”.

Pero la construcción ilegal no es el único factor agravante en la situación: según Alzate, en esta construcción de tres plantas vivían en hacinamiento varias familias que suman aproximadamente 60 personas, en su gran mayoría de nacionalidad venezolana. “Niños, adultos mayores y mujeres en estado de gestación vivían allí. Estamos hablando claramente de una situación de alto riesgo civil y sanitario”, expresó el funcionario.

Desde el momento de la atención, la Administración Municipal de la localidad está brindando apoyo a las familias que fueron desalojadas del lugar para resguardar su integridad, y la Secretaría de Planeación adelanta las diligencias correspondientes para proceder con la demolición de la construcción.

Mientras tanto, el arrendatario se verá enfrentado a responder por las infracciones en las que ha incurrido en temas urbanísticos, sanitarios y de medio ambiente.

Comentarios