Fracasó el Encuentro de Dirigentes del Oriente Antioqueño

Preocupante y desolador panorama dejó el Décimo Encuentro de Dirigentes del Oriente Antioqueño, no por las tesis abordadas (a medias) ni las discusiones desatendidas sobre desarrollo empresarial, competitividad, infraestructura, movilidad, educación y medio ambiente, sino por la notoria y vergonzosa ausencia de los mandatarios en un evento en el que se platearían soluciones a las necesidades más sentidas del territorio. Los últimos tres puntos de la agenda del evento, que se realizó el pasado sábado 26 de noviembre en el Coliseo Iván Ramiro Córdoba de Rionegro, tuvieron que ser cancelados porque no había público suficiente.

De los 23 alcaldes del Oriente Antioqueño asistieron a la suma 12, y el Encuentro inició con dos horas y media de retraso. Funcionarios de la Presidencia de la República y la Gobernación de Antioquia, quienes iban a abordar el que sería el tema más relevante de la jornada (Área Metropolitana y Provincia), no pudieron exponer sus tesis porque a las 3:00 de la tarde solo quedábamos en el coliseo dos camarógrafos, un periodista, siete asistentes y dos palomas cortejándose en las graderías. ¡Vergüenza ajena!

Fue tal el descaro que a la hora de iniciar la mesa de trabajo sobre Desarrollo Social y Educativo, uno de los ponentes ya se había ausentado. La Directora de la Seccional Oriente de la Universidad de Antioquia y el Director de Prodepaz, junto a los dos ponentes de Área Metropolitana y Provincia, fueron los únicos que permanecieron hasta el final. Sin embargo, a las 4:00 de la tarde, hora en la que se suponía no había concluido el evento, llegó a los medios de comunicación un documento con los “acuerdos” a los que habían llegado los mandatarios que, al parecer, son omnipresentes.  

Las “mil personas” que asistieron al Encuentro se esfumaron después de la retirada de Álvaro Uribe, a quién le hicieron fila india para tomarse fotos. El Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, no vino a plantear soluciones ni a promover asociatividad, sino a presentar su informe de gestión; bonita ocasión escogió. Los meseros se atravesaron en plena ponencia para retirar los pocillos sucios de la mesa principal en su afán de irse, mientras María Isabel Henao, directora de la Seccional, y el Pbro. Miguel A. Salazar, director de Prodepaz, intentaban salvar la patria y sacar la cara por el resto.

Según los operadores el Encuentro “fue tendencia en redes sociales”. Fue tal el desorden que me confundieron con uno de los expertos que expondría el tema de Área Metropolitana y Provincia. Para colmo de males, las funcionarias de la Gobernación de Antioquia asistieron con un solo propósito: modelar por entre los asistentes. Qué pasarela. El Encuentro fue lo que un amigo denomina “la sociedad del mutuo elogio”. Los patrocinadores empacaban sus inflables y pendones publicitarios mientras en tarima se exponían reflexiones interesantísimas. Y un par de detalles más: comida tirada en el piso, basura por doquier, asistentes charlando en medio de las disertaciones, etc. En fin. Como el planteamiento bíblico de Salomón, digo: “el fin de todo discurso es este”: pobre futuro tiene la región.

_____

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad de sus autores y no reflejan los puntos de vista de mioriente.com

Comentarios