La autopista sigue cerrada y el Invías no aparece

Una serie de derrumbes que se presentaron en la autopista Medellín-Bogotá, específicamente en el tramo Cocorná-San Luis, tienen paralizado el tránsito por esta importante arteria vial del país desde las 2 a. m. de este viernes 7 de septiembre.

La vía, que es operada por Invías desde el primero de septiembre, se encuentra cerrada en su totalidad, pues la agencia del orden nacional no ha enviado ningún tipo de maquinaria para despejarla.

“La única maquinaria que logramos conseguir nos la prestó el municipio de San Luis pero está chuzada. Estamos mirando cómo la reparamos, porque del Invías no aparece ninguna ayuda”, dijo Ubeimar Vallejo, líder del gremio de los transportadores en el Oriente.

Ante tal contingencia, un grupo de por lo menos 170 transportadores están considerando iniciar una protesta en el peaje de El Santuario. Según información conocida por MiOriente, ninguna autoridad ha hecho presencia en el sector.

El personal del Invías que atiende vía telefónica los diferentes reportes de cierres viales, informó que no tiene conocimiento sobre la disposición de maquinaria para habilitar el paso en el sitio. Valga la pena aclarar que el Concesionario Devimed dejó de operar esta vía el pasado 31 de agosto.

Comentarios