Habría asesinado a un joven de Marinilla con el arma de dotación de su padre

Será la Sijín de la Policía Nacional la encargada de determinar si el arma de dotación de un Sargento de la Policía que presta su servicio en el El Santuario, fue utilizada en el asesinato de un joven en la noche del jueves 10 de enero.

El caso, que ha causado revuelo al interior del organismo de seguridad pública, se encuentra en pleno proceso de investigación, pues al parecer el arma de fuego habría sido utilizada por el hijo del uniformado para dispararle a un joven que departía con unos amigos en esa localidad del Oriente.

Y es que siendo aproximadamente las 10:30 p.m. de ese jueves, el Comando de Policía de El Santuario recibió el reporte de un herido con arma de fuego. Una patrulla con varios policías acudió de inmediato al sitio, y encontró, aún con signos vitales, a la víctima del disparo, misma que fue remitida al hospital local.

Ante la gravedad de las heridas, el joven fue remitido a una entidad hospitalaria de Rionegro, donde falleció aproximadamente a las 12:30 a.m. del viernes.

Pero fue en el momento en que los policías recogían los testimonios cuando se enteraron de la gravedad del caso. Según testigos, un grupo de jóvenes, entre ellos el hijo del Sargento de la Policía, habían estado departiendo en un sitio indeterminado. En medio de la reunión, el hijo del uniformado y la posterior víctima del disparo, oriunda de Marinilla, comenzaron a discutir, por lo que el primero se retiró del sitio.

Minutos después, un sujeto encapuchado, pero que según versiones tenía la misma vestimenta del hijo del Sargento, llegó al sitio, desenfundó un arma y le propinó un disparo al joven a la altura del cuello.

Una vez se formuló el expediente del caso, el Sargento se dirigió hacia su casa para buscar su arma de dotación. Cuando ingresó a la vivienda, donde a propósito ya se encontraba su hijo, comenzó a buscar el revólver pero no pudo encontrarlo. Sin embargo, minutos después notó que el arma estaba encima de la cama.

El mismo Sargento llevó a su hijo hasta la Estación de Policía, y entregó voluntariamente el revólver a los especialistas de la Sijín para que determinaran si en efecto fue utilizado en el asesinato.

Fuentes reservadas aseguraron a MiOriente que el Fiscal del caso dejó al joven el libertad, por cuanto no fue sorprendido en flagrancia y hasta tanto las Sijín no entregue un informe sobre el arma. Las autoridades judiciales adelantan la recolección de pruebas y testimonios, pues el presunto implicado niega haber participado en el asesinato.

Por lo pronto, el Sargento fue enviado a vacaciones con el propósito de resolver su caso familiar, y prepararse para eventualmente adelantar su defensa.

Comentarios