El Proyecto Hidroeléctrico Cocorná 1 no tiene impactos representativos: Cornare

Ni familias desplazadas, ni especies en vía de extinción afectadas, ni represamiento de aguas: esas son algunas de las razones aludidas por Cornare sobre el Proyecto Hidroeléctrico Cocorná 1, cuya licencia ambiental fue aprobada por la corporación ambiental tras un proceso que inició en el 2009.

La licencia otorgada por Cornare tiene una vigencia de cinco años en los cuales la empresa solicitante, Taborda & Vélez, tendrá que iniciar la ejecución del proyecto, o de lo contrario perderá la opción de llevarlo a cabo. Se trata, entonces, de la desviación de parte de las aguas de 1.5 kilómetros del río Cocorná, en jurisdicción de los municipios de Cocorná y El Carmen de Viboral, mismas que serán devueltas al cauce del río una vez sean aprovechadas para la generación de energía.

Oladier Ramírez, secretario general de Cornare, manifestó que Cocorná 1 es un proyecto de pequeña escala que, según la valoración hecha por la autoridad ambiental, tiene impactos que no son representativos. Por ejemplo, en la zona de influencia serían talados 594 árboles que la empresa deberá compensar hasta en un promedio de tres por uno.

Por tratarse de una Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH), ni el municipio de Cocorná ni el municipio de El Carmen recibirán por parte del privado recursos distintos a los impuestos establecidos por cada localidad.

Aquí la transmisión de la rueda de prensa: 

Comentarios